Ante el conflicto bélico entre Ucrania-Rusia y la gran cantidad de sanciones que recibió el Kremlin por la invasión liderada por Vladímir Putin, una de las dudas que surgieron están vinculadas con la vacuna Sputnik V, de origen ruso y utilizada ampliamente en distintas partes del mundo para la inoculación contra el coronavirus. ¿Qué pasará? 

La Sputnik proviene desde el instituto Gamaleya, que presentó toda la documentación para la aprobación por parte de la Organización Mundial de la Salud y por lo tanto el reconocimiento como un medicamento habilitado en Europa y Estados Unidos.

Incluso, también se estaba acordando una fecha de inspección del lugar por parte del organismo internacional, algo que quedó trunco con el inicio del conflicto armado.

¿Qué va a pasar? 

Desde la Organización Panamericana de la Salud (OPS) confirmaron que no habrá novedades sobre la Sputnik hasta que termine la guerra.

Al menos, hasta que se den las condiciones para que un grupo pueda viajar a suelo ruso e inspeccionar no sólo el aspecto sanitario que antes hizo ruido sino, además, chequear si el conflicto bélico afectó al producto que va a en esas inyecciones, que hoy siguen aplicándose en la Argentina.

Ver comentarios