Un grupo de veterinarios y dueños de mascotas en California, EE.UU., solicitó al estado que habilite y extienda el tratamiento de animales domésticos a distancia. La medida que permitió las consultas veterinarias virtuales durante la pandemia expira en junio y la Sociedad de San Francisco para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (SPCA, por sus siglas en inglés) presentará este lunes una demanda federal para amplificar su alcance.

La solicitud alega que el estado no debe poner fin a las exenciones permitidas durante la pandemia para las consultas remotas y pide que las reglas se flexibilicen aún más.

“Las personas pueden usar la telemedicina para sí mismas y sus hijos, entonces, ¿por qué no para sus mascotas?”, preguntó Brandy Kuentzel, consejero general de la SPCA de San Francisco. “La telemedicina puede ser una herramienta vital para mejorar la vida de los animales y de quienes los aman”, advirtió.

Como señala el requerimiento, las personas “viven en un mundo que se acostumbró a tener a diario citas médicas, audiencias judiciales y educación vía Zoom y otras plataformas de teleconferencia en línea”. En esta línea, la demanda sostiene que los dueños de mascotas y los veterinarios tienen el derecho a la libertad de expresión de la Primera Enmienda a la telemedicina. Las restricciones a los veterinarios también violan las garantías de igualdad de protección porque los médicos que tratan a las personas pueden hacerlo de forma remota, argumenta la presentación.

La junta estatal de veterinarios ha “privado arbitrariamente a sus profesionales de la oportunidad de hablar con los clientes utilizando métodos modernos de comunicación de telemedicina, como Zoom -disponibles para los médicos que atienden a seres humanos- y que se han convertido en herramientas cada vez más valiosas y esenciales para la receta de medicamentos seguros y la atención médica integral”, remarca el documento que busca extender su vigencia por tres años.

El estado de California justificó la restricción a la telemedicina veterinaria con el argumento de que los animales no pueden hablar, dice la demanda. Sin embargo, “los médicos visitan regularmente a los pacientes que no pueden hablar, incluidos los bebés, y confían en los miembros de la familia para transmitir la información”, explica la SPCA.

La norma en debate, que fue establecida por la pandemia y expirará en junio, permite a los veterinarios de California tratar a los animales de forma remota, si ya eran pacientes.

Los demandantes (dueños de mascotas y veterinarios nombrados en el requerimiento) remarcan que las consultas remotas también deberían permitirse para los nuevos pacientes y animales con nuevas afecciones. El documento señala que muchas mascotas manifiestan ansiedad cuando los llevan al veterinario, y algunas personas viven en lugares lejanos sin fácil acceso a especialistas.

California fue uno de los muchos estados que flexibilizaron las restricciones de telemedicina veterinaria durante la pandemia, que provocó un auge en la adopción de mascotas. Otros estados, incluidos Michigan, Oklahoma y Virginia, ya permiten a los veterinarios las consultas de forma remota siempre que el profesional decida que es apropiado, agrega la presentación.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos