La organización activista Personas por el Trato Ético de los Animales (Peta) demostró la crueldad que sufren las serpientes pitones de un matadero en Vietnam, en donde son infladas hasta la muerte para suplir la demanda de pieles exóticas de la industria de la moda.

En un video, publicado en las últimas horas en el YouTube de Peta, se reveló que los trabajadores de la granja en Vietnam hacen nudos en la boca y en el ano de los reptiles, luego hacen un hueco en la cabeza o cola de y por último meten una manguera, a través de la cual bombean aire comprimido hasta causar la muerte del animal.

 

“Es un método de matanza que se considera ‘inhumano’ e inaceptable según los estándares internacionales, ya que resultaría en estrés y dolor extremo”, afirmó el doctor Clifford Warwick, experto en reptiles, a Peta.

“Durante el proceso de sacrificio, las serpientes pueden parecer algo inmóviles, pero esto no puede interpretarse como que no sufren. La catastrófica presión interna provocada por el aire comprimido causa un dolor intenso en todo el cuerpo de la serpiente, y también provoca fuerzas de aplastamiento en su corazón y un estrés severo en sus sistemas circulatorio y nervioso”, agregó Warwick.

 

Peta también denunció el hacinamiento que enfrentan las pitones antes de ser sacrificadas, así como los daños y lesiones que sufren al intentar escapar de las pequeñas y sucias jaulas de alambre en las que son confinadas. Además de la reprochable práctica con las serpientes, la organización que vela por los derechos de los animales también mostró la forma como ese matadero en Vietnam mata a cocodrilos.

Ver comentarios