gcalisto@cronica.com.ar 
@gcalisto 

La falta de interés de los argentinos por la política es algo que impacta: en un país dividido por la grieta, donde se habla de los dirigentes en cada mesa familiar, la falta de seguimiento y conocimiento electoral apabulla. De ahí que las campañas se decidan en buena medida por el voto de los "indecisos", aquellos que eligen a quién votar recién en los últimos quince días previos a una elección.

Así, muchos compatriotas deciden su respaldo a un candidato presidencial basados en su apariencia física, la simpatía que despierte su mascota o la familia que muestra en las redes sociales. De todo, menos política. El debate del domingo logró 30 puntos de rating sumando todos los canales. Nada mal para ser un evento de campaña.

Sin embargo, el nivel mostrado podría explicar tranquilamente el porqué de la apatía de muchos hacia las discusiones por el futuro del país. Los candidatos dieron vergüenza. No hubo propuesta casi de ningún tipo, y las que se mencionaron no se explicaron. Abundaron las chicanas, los cruces y el mensaje repitiendo en forma casi textual lo que ya vimos en todos los espacios de publicidad. Los aspirantes al mayor cargo electoral del país leyeron sus avisos, en lugar de compartir miradas sobre el país.

A eso sumemos que la mayoría tuvo serias dificultades para cumplir consignas conocidas hace al menos seis meses. ¿Tan difícil puede ser hablar y cerrar una idea en 30 segundos? ¿Tan poco tienen para decir como para que les sobre tiempo cuando les dan dos minutos para explicar sus proyectos respecto de temas cruciales como salud y educación?

Lo mejor, quizá lo único bueno, del debate fue precisamente su existencia: por primera vez, la ley los obligó a mostrarse juntos y afrontar ese espacio. La atención de los electores estuvo; la calidad de las ponencias, no. El próximo domingo habrá otro. Sería bueno pensar menos en quién lo va a ganar y más en cómo subir su calidad.

Ver más productos

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

¿Qué hacer el fin de semana largo?

¿Qué hacer el fin de semana largo?

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: la verdadera historia

Evita: la verdadera historia

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos