gcalisto@cronica.com.ar 
@gcalisto 

Para poder cerrar sus cuentas en un mínimo orden, María Eugenia Vidal le pidió a Mauricio Macri (a Marcos Peña, en realidad) que le actualizara el dinero del Fondo del Conurbano con base en la inflación. Era la única compensación que aceptaba como justa a cambio del rechazo a su intención de desdoblar las elecciones. La respuesta fue negativa.

Mientras tanto, Horacio Rodríguez Larreta buscaba que el Presidente firmase el traspaso del puerto de la ciudad al ámbito porteño. Eran los últimos meses del gobierno de Juntos por el Cambio, y un Macri que buscaba salvar las ropas de su candidatura no se animó a tanto. La ciudad ya había recibido el traspaso de la Federal y una cuantiosa suma, eje de la polémica actual entre el único gobernante del PRO y la coalición peronista del gobierno nacional.

Tal como sucede en la puja entre gremios y empresarios, todos tienen un poco de razón. La ciudad, al igual que la provincia, aporta mucho más de lo que recibe en términos de coparticipación. Sin embargo, tal como sucede con el Impuesto a las Ganancias, tener un poco más que el resto se convierte en un privilegio difícil de sostener en el tiempo.

La ciudad no sólo tiene el mayor presupuesto del país, también cuenta con los habitantes con el mayor PBI per cápita, una cobertura de servicios básicos del 100% e infraestructura que -con sus problemas- también supera ampliamente la media. Desde el conurbano bonaerense envían a los chicos a las escuelas de la ciudad, a donde se viene para trabajar y para atenderse en hospitales menos saturados.

Al igual que Macri, Alberto Fernández hace equilibrio entre lo posible. No le dará una actualización al gobernador bonaerense Axel Kicillof, que lo pidió para poder pagar las enormes deudas en dólares de la provincia. Sí, sin embargo, dará marcha atrás con el incremento que Macri le cedió a la Capital del PRO.

La lectura política hablará de castigo, de venganza. La lectura social podría centrarse en la intención de tener más distritos como la ciudad: con servicios, escuelas e infraestructura. Es, quizás irónicamente, la mejor forma de terminar con la protesta de algunos porteños sobre el uso de los bonaerenses de sus lugares públicos.

Para eso hace falta mejorar el reparto.

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos