lautalan@baenegocios.com 
@luisautalan 

Se aprecia en forma cotidiana y pendiente la indivisible alternativa para honrar los sueños de nuestros próceres y realzar la política. Se verifica que, más allá de jactancias que nos involucran desde ya, no evolucionamos al compás de la tecnología. Elegimos, entonces, hacer foco en la falta de consensos básicos, incluso para plantear debates, una carencia en la que se encuentran desde gobernantes, opositores y economistas hasta quienes abrazamos este oficio y, por ende, la opinión pública, entre otros núcleos.

Mientras tanto, los grandes desafíos para hombres y mujeres, en beneficio/consideración/estímulo de quienes nos sucederán, asoman como otra dimensión. Se los mensura con demasiada frecuencia en el estante de "lo que puede esperar", como si tal circunstancia fuese posible.

Incluso, si de errores se trata, hay lugar en el podio inaudito para los tópicos más graves en cuanto a pobreza, el qué me importa, el enemigo es el otro, la patria es el odio y demás canalladas. Ya se sabe que los hombres y las naciones que no elaboran el análisis y la corrección de sus errores suelen repetirlos hasta en dinámica cíclica.

Sólo en ejercicio del derecho a expresarnos, y no a palmarés alguno de docencia, alertamos de que las porfías cotidianas con respecto a egos, cargos, influencias, ministerios u otras alcurnias espantan. Tanto en el oficialismo nacional/provincial como también entre los ex funcionarios recientes, que a velocidad de la luz se convirtieron en palabra sagrada de "lo que hay que hacer" empero no supieron hacer.

No pensemos que las soluciones llegarán vía coucheo o en dinámica de estigmatización. Será en cuanto a la apertura de nuestras reflexiones y mentes, por la lectura y el aprendizaje. Algo que nos expresaba nuestra colega y amiga del diario La Nación, Lucrecia Bullrich: "No nos perdamos", nos escribió en su último mensaje para compartir otro café que nunca llegó. Afrontemos lo importante, porque el tiempo no espera a nadie. Debemos afrontarlo como ciudadanos y como colectivo.

Ver más productos

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

¡Actualizate con estas tendencias!

¡Actualizate con estas tendencias!

Todo sobre el Flaco Spinetta

Todo sobre el Flaco Spinetta

Una pasión de padres a hijos

Una pasión de padres a hijos

Ver más productos