fgolender@cronica.com.ar 
@flopa01

Quien estará a cargo del Poder Ejecutivo a partir del 10 de diciembre aseguró por estos días que ya tiene definidos los nombres de quienes se desempeñarán en su gestión como asesores, secretarios y ministros. Con el resultado electoral sobre la mesa, son estos funcionarios los que terminarán de definir los ánimos de los mercados financieros de cara al nuevo gobierno.

Si bien el presidente electo podría mantener en secreto hasta el día de la jura la lista de los elegidos para el gabinete nacional, se estima que los primeros días de diciembre se conozca, por ejemplo, quiénes encabezarán las carteras de Economía, Energía, Trabajo y Desarrollo, entre otros.

Por ahora, los rumores con nombre y apellido no parecen disgustarles a aquellos que manejan un poder tan abstracto (en términos de confianza) como real (en cuanto al valor del dólar en la Argentina). Ayudaron a aplacar las expectativas negativas de algunos que desde afuera asocian al peronismo con el "comunismo" las declaraciones del líder del Frente de Todos sobre economía del estilo: "No soy un dogmático. Van a ver en mí soluciones ortodoxas y heterodoxas".

Colabora aún más que mantenga cordiales conversaciones telefónicas con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, sobre las negociaciones para "pagar sin ajuste social", como dijo  Alberto Fernández, los miles de millones de dólares que prestó el organismo. Ella admitió el último martes: "Reconocemos que desde entonces la pobreza creció".

Entre muchas urgencias sociales, los hombres y mujeres que queden a cargo de cada sector de la administración pública serán tan fundamentales como el presidente para poder cumplir compromisos sin desmejorar aún más la vida de los argentinos y atender esas prioridades.

Porque están también, y deberían importar más que las de afuera, las expectativas de la población, más conocidas como la esperanza de que más allá de quien gobierne pueda mejorar su bienestar y el de su familia. Alberto dijo seguido de la frase mencionada arriba: "Lo que nunca van a ver es que haga algo en contra de los que producen y los que trabajan". Que así sea.