Los científicos se pusieron a estudiar un campo que en los últimos años comenzó a llamar la atención de las personas, ya que empezaron a aparecer muchos más casos de lo habitual, según los médicos esto puede ser debido al cambio de rutina por la pandemia del coronavirus.

Sueños

Los sueños lúcidos son aquellos en los que el protagonista del hecho se da cuenta que está soñando mientras duerme. En este caso, el sujeto incluso puede llegar a controlar cómo se desarrollan los eventos, como si fuera el actor de una película o guionista, o mismo cómo si estuviese jugando un juego.

En los últimos estudios realizados por los expertos, el porcentaje de las personas que pueden llegar a lograrlo asombró, ya que un 50% es capaz de haber tenido por lo menos un sueño lúcido en su vida.

A pesar de esto, no son sueños que sucedan con frecuencia, ya que a las personas que más seguido les ocurre suele pasar pocas veces a lo largo del año. Aún no existe ciencia cierta o exacta sobre el porqué y el cómo de estos sueños.

¿Viajes astrales?

Como por el momento no existe una respuesta en concreto, las teorías sobre los sueños lúcidos son varias, y una de ellas habla de los viajes astrales como posibilidad. Para algunas personas que vienen de la rama de la ciencia, este tipo de acto puede estar muy conectado a los llamados Viajes Astrales, que es el acto del alma que deja el cuerpo por un período de tiempo medianamente corto, para viajar a lugares específicos y experimentar el aprendizaje y el crecimiento del alma.

A medida que las personas lo practiquen, los viajes astrales pueden realizarse tanto a la hora de estar consciente como despierto y también mientras se está inconsciente y en un estado de sueño.

Un grupo de científicos que se encontraba estudiando los sueños lúcidos consiguió que exista una comunicación directa entre personas en ese estado.

Comunicación

El grupo de expertos consiguió comunicarse verbalmente en tiempo real con personas a través de sueños lúcidos, a este fenómeno se lo denomina "sueños interactivos". Los participantes en el estudio pudieron responder correctamente a preguntas, como problemas matemáticos simples, mientras estaban sumidos en el sueño de movimientos oculares rápidos.

El nuevo descubrimiento revela un "canal de comunicación relativamente inexplorado" que podría permitir "una nueva estrategia para la exploración empírica de los sueños".

El doctor Karen Konkoly, de la Universidad Northwestern destacó que "hay una cantidad bastante limitada de investigación sobre los estímulos que entran en los sueños lúcidos". Además, agregó que llamó la atención que "se le podía decir una oración a alguien y ellos podían entenderla tal como es en realidad."