La autopsia realizada al cuerpo de Rafael Nahuel (20), quien murió baleado el sábado en un operativo de desalojo de Prefectura en Villa Mascardi, estableció que el joven recibió un balazo ascendente en un glúteo, que alcanzó a afectar órganos vitales, y que el disparo provino de una pistola calibre 9 mm.

El estudio fue realizado el domingo por médicos forenses de la Policía de Río Negro, que no informaron el resultado y anticiparon que recién lo harán oficialmente el "miércoles o jueves", en forma completa con otras pericias.

La conclusión preliminar informada por fuentes de la investigación indica que se trató de una bala de 9 milímetros, un calibre usado por todas las fuerzas de seguridad, y que el proyectil ingresó por el glúteo.

El juez federal subrogante de Bariloche Gustavo Villanueva, a cargo de todos los procedimientos desde el desalojo de la comunidad mapuche del jueves, ordenó el mismo sábado el secuestro de las armas de todos los efectivos que participaron del operativo, e hizo lo propio con teléfonos celulares y todos sus dispositivos móviles de comunicación.

El desalojo se produjo el jueves a la mañana y en el lugar que había ocupado la comunidad mapuche había quedado una custodia de un grupo especial de Prefectura, que el sábado en un patrullaje participó del incidente en el que fue baleado Nahuel.

A Nahuel lo bajaron herido de la montaña Lautaro Alejandro Gonzáles y Fausto Horacio Jones Huala, los dos mapuches luego detenidos. El joven murió antes de que pudiera ser atendido en el hospital y, desde ese momento hasta hoy, ningún perito ni investigador pudo llegar al sitio del hecho.

El estado de los heridos

Las dos personas heridas  durante el episodio en el que murió de un balazo el joven Rafael Nahuel presentan impactos de bala con orificio de ingreso y  salida del proyectil, publicó este lunes el diario Río Negro.

Los heridos son una mujer de unos 20 años identificada como Johana Colhuan y un hombre de más de 30 años cuya identidad se  desconoce presentan heridas de bala con orificio de ingreso y salida del  proyectil.

El médico y concejal, Ramón Chiocconi fue uno de los  integrantes de la comitiva que este domingo llegó hasta el lugar  donde se encuentran ocultos en la montaña, en Villa Mascardi, las  dos personas heridas el sábado en el operativo del grupo  Albatros.

La mujer tiene la lesión en el hombro y el hombre en  un brazo a la altura del codo, se informó. “Las lesiones son de bala, no son superficiales pero no  comprometen ningún órgano ni son riesgosas para su vida”, precisó  Chiocconi en diálogo con el diario Río Negro.

El médico indicó que la situación más compleja “fue lo grave  del sangrado en un primer momento pero ahora las heridas están  bien, en proceso de recuperación”.

Consultado por cómo se encontraban los jóvenes heridos,  Chiocconi indicó que “estaban bien de ánimo pero por otro lado  conmovidos por el asesinato de Rafa”.

El lugar al que accedió el médico junto a otros referentes de  la comitiva que se conformó este domingo en una instancia de  mediación con el juez Gustavo Villanueva, está “no muy lejos de  la ruta”, precisó y remarcó la buena predisposición del juez  federal y de la fiscal, Silvia Little que fueron hasta el lugar aunque no llegaron al sitio donde se encontraban los heridos. Además, Chiocconi confirmó que los dos heridos no están solos  en la montaña. 
   
“Era un grupo de unas cuantas personas, había hombres, mujeres  y chicos”, detalló y agregó que lo que pudo ver en el lugar es  que “tenían lo mínimo para la subsistencia, había encendido un  fuego con una especie de parrillita y una pava para el mate y se  veían bolsas con comida, no mucho más”.