Un hombre identificado como Germán que fue compañero de celda de Luis Ramos, el acusado por la desaparición de Tehuel, habló con Crónica HD y dio detalles sobre el perfil del sospechoso.

Ramos arrancaba y se pudría todo”, reveló el hombre, cuya identidad decidió preservar, que conoció al sospechoso cuando este último se encontraba preso por homicidio. “Tenía arranques violentos. Ramos empezaba y se ponía a pegar”, agregó.

También sostuvo que su compañero le había confesado que "si volvía acá [a la cárcel], iba a volver por algo peor" que un homicidio o un abuso.

Además, contó que el acusado "era perfil bajo" dentro de la cárcel, que estaba recluso en el pabellón evangélico y "siempre decía que era inocente".

Según el presidiario, Ramos operaba con una banda en Barracas pero se fue del barrio por una disputa territerial por drogas: “Él estaba en todo. Estaba en la droga, robaba y mataba. No pondría las manos en el fuego por él”, concluyó.

Ver comentarios