Tras la agresión sufrida a manos de un bombero del Cuartel de Villa Ballester, el colectivero de la línea 140, Roberto Villalba, realizó la denuncia por lo ocurrido explicó cómo pasaron los hechos en la localidad de Villa Adelina.

Villalba relató que "hubo un siniestro vial, hubo un roce entre el auto y el colectivo, que se produjo en la cola de mi unidad y el otro rodado. El hombre se bajó del auto y en vez de intercambiar datos empieza a insultarme, le digo que me siga hasta la empresa porque me faltaban 10 o 12 cuadras para llegar, porque ahí me iba a sentir más seguro para descender de la misma e intercambiar los datos como corresponde, pero como lo vi tan agresivo, decidí seguir y me siguió con el auto".

El chofer (quien sufrió cortes en el hombro, nariz y uno de sus ojos) agregó que "me venía siguiendo por el recorrido, pensando que me había hecho caso e íbamos a la terminal, entonces cuando llegamos a la calle Soldados de Malvinas (y Guayaquil), que estábamos a una cuadra de la comisaría en la cual vine a hacer la denuncia ahora con un compañero de trabajo que me trajo, porque no puedo manejar, y me cruzó al auto tras pasarme en contramano. Se bajó decididamente a hacer daño, no bajó pacíficamente a intercambiar datos o a decirme algo, bajó directo a romper los vidrios como se ve en el video".

Aún consternado por la situación, Villalba argumentó que "la agresión a la unidad y el intento de golpearme empezó mucho antes, porque el video que grabé lo comencé a hacer cuando estaba en el píso enredado con el cinturón de seguridad y al cortina de nylon que tenemos. Me levanté y lo empecé a grabar para tener una imagen registrada y una prueba de lo que pasó porque esta persona estaba muy violenta".

Lo cierto es que al momento de al agresión, había dos pasajeros en la unidad que temían por su situación y que pidieron bajar del colectivo, pero "no abrí porque vi que el hombre estaba sacado y pensé que si abría, podía estar en riesgo la seguridad de los pasajeros y la mía también", dijo el colectivero.

Consultado sobre si se dió cuenta que era un bombero voluntario, Villalba sostuvo que "cuando ocurrió el siniestro, que bajó y me escupió, lo miré por el espejo retrovisor y vi que tenía un uniforme, pero no sabía si era policía o bombero, sólo vi el logo. Ahí es cuando le pregunté porqué actuó de esa manera, me escupió y al ver ea reacción y el fierro, no iba a bajar. Después de romper el colectivo, estacionó el auto, una chica se acercó y al verme el rostro ensangrentado, se dió vuelta y le dijo algo. Ahpi se subió al auto y se fugó. Nadie me llamó del cuartel, pero sí se comunicaron por la redes con mi hija porque ella subió el video, y el jefe de bomberos le pidió disculpas".

Finalmente, el trabajador confirmó que recibió sus primeras curaciones en la Clínica de Pacheco, pero que la ART lo derivará a un centro oftalmológico para continuar con la observación, mientras tanto se acercó a la comisaría local para radicar la denuncia.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos