Los investigadores del crimen de Carlos Fabián Manduca creen que el diariero y policía retirado fue asesinado de un tiro en la cabeza con la propia pistola que la víctima llevaba consigo por seguridad y que se le cayó cuando forcejeó con uno de los delincuentes.

Fuentes de la investigación indicaron que tras analizar en detalle el video donde quedó grabado el homicidio, se pudo determinar que el asaltante que ejecuta de un tiro en la frente a Manduca cuando éste ya estaba caído en la calle, no llevaba un arma consigo, sino que levanta del piso la pistola 9 milímetros que había caído del forcejeo previo entre la víctima y el primer cómplice que lo aborda.

Los pesquisas creen que esa pistola era la que solía portar el policía federal retirado y que, por lo que se ve en el video, se le pudo caer a él durante su lucha con el primer asaltante que lo aborda.

"Sabemos por la declaración de familiares y otros testigos que Manduca se había comprado una pistola 9 milímetros para seguridad personal hace unos dos años y que siempre la llevaba consigo cuando iba a trabajar", dijo una fuente judicial.

El mismo informante aclaró "esa pistola no apareció en ningún lado", por lo que la sospecha es que es el arma homicida y que se la llevaron los delincuentes tras cometer el homicidio.

Los peritos recolectaron en la escena del crimen una vaina servida de 9 milímetros y un proyectil intacto del mismo calibre, que fueron preservados como evidencia para futuros cotejos balísticos.

El video fue analizado por los investigadores

Fuente: Télam