Una mujer, identificada como Laura C.O., que viajaba de Bogotá a Buenos Aires en el vuelo JJ8013 de la empresa Latam el pasado 19 de octubre tuvo que soportar a un hombre- un argentino de 29 años- que se masturbó delante de ella mientras la miraba en pleno viaje.

La mujer presentó la denuncia apenas llegó a nuestro país y la tripulación de la aeronave confirmó los hechos. El acusado, identificado sólo como E. G., empleado de una clínica, estuvo preso siete días y fue liberado tras el procesamiento firmado por el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena.

"Resulta fundamental destacar que cuando las azafatas lo vieron masturbándose, él las observó y, sin cesar en su acción, continuó como si nada estuviese pasando. Esta circunstancia denota, a criterio de este magistrado, un desprecio por el género femenino, toda vez que cuando el personal masculino de la tripulación se acercaba a E. G. deponía su actitud", subrayó el juez federal Villena.

Segundo caso

Ignacio Patanián, de 42 años, primo del vicepresidente de River, quedó detenido en la cárcel de Ezeiza acusado de haber abusado sexualmente a su compañera de butaca, una profesora de fitness, en pleno vuelo. "Me voy a tomar una pastilla para poder dormir", le dijo la víctima después de una charla amistosa mientras viajaban. Sin embargo, en un momento de la madrugada sintió una mano y despertó a todo el avión a los gritos.

Tercera víctima

Una médica argentina fue víctima de acoso sexual a bordo en un vuelo de la compañía Air France cuando volvía de París. Su agresor, que estaba sentado al lado, comenzó a intimidarla. La pasajera se quejó ante la tripulación y no le hicieron caso. La acusaron de querer buscar una mejor ubicación en primera clase.

Un joven francés se acercó en varias ocasiones para molestar a su compañera de asiento. Ella le pidió que se alejara, pero el hombre no le hizo caso. Por esta razón, la mujer se puso de pie y les pidió a las azafatas y al comisario de a bordo que intervinieran y la cambiaran de lugar.