Cuatro acusados de integrar una banda que asaltaba a mano armada a ciclistas en las inmediaciones del Parque Sarmiento, en el barrio porteño de Saavedra, fueron detenidos en las últimas horas a bordo de un auto.

Según informaron hoy fuentes policiales, los arrestos estuvieron a cargo de agentes de la Comisaría Comunal 12 de Policía de la Ciudad, que habían montado una operativo de vigilancia en la zona tras recibir dos denuncias por robos a ciclistas cometidos en los últimos días.

Uno de los robos ocurrió el 18 de marzo en la colectora de General Paz, a unos cien metros de la avenida Balbín, y otro el 24, cerca del Parque Sarmiento, cuando uno de los miembros de la banda hizo un disparo ante la resistencia del ciclista a ser asaltado.

Los denunciantes coincidieron en señalar que los ladrones eran entre tres y cuatro y que se movilizaban en un Peugeot gris.

En poder de los delincuentes se encontraron herramientas para "cortar" las bicicletas.

Con motivo de la investigación, una patrulla policial detectó anoche la presencia de un Peugeot 207 familiar gris que iba detrás de un grupo de ciclistas en la colectora de General Paz, sobre la mano que va hacia el Río de la Plata, adyacente al Parque Sarmiento.

Cuando los agentes ordenaron a los tripulantes del vehículo detener la marcha, el conductor aceleró para escapar. Así comenzó una persecución durante unos 200 metros que terminó casi en el cruce de la avenida Balbín con cuatro sospechosos detenidos. En la huida, uno de los delincuentes arrojó una pistola Bersa calibre 22.

Uno de los delincuentes arrojó una pistola Bersa calibre 22 en la huida de la policía.

Tres de los detenidos son argentinos -uno de 20 años y dos de 21- y otro, peruano de 29, a quienes se les hallaron distintas herramientas, entre ellas una pinza corta candado, destornilladores y una llave fija, que utilizaban para desarmar y cortar las bicicletas que robaban.

También se les incautaron dos velocímetros y otros tantos espejos de bicicletas, un cuchillo, tarjetas de teléfonos y cuatro teléfonos celulares.

Los apresados quedaron a disposición de la jueza Nacional en lo Criminal y Correccional 15, Karina Zucconi, que dispuso que permanezcan detenidos e incomunicados.