Por Melina Rodríguez
@melinardguez

Luego de una ardua negociación que se extendió desde las 10 de la mañana hasta la tarde de este sábado, representantes del penal de Villa Devoto firmaron un acuerdo con las autoridades. Sin embargo, aseguraron a Crónica que lo pactado es una mínima parte de lo que reclaman y agregaron que esperan que cumplan con el resto de lo solicitado en las próximas negociaciones. 

Este viernes por la tarde los internos decidieron culminar con la protesta en el penal del barrio porteño, la cual dejó 15 agentes y 2 internos heridos, en el marco de reclamos por mejores condiciones de higiene y por medidas extraordinarias debido a la pandemia de coronavirus.

Luego de varias horas de caos, fuego e incidentes, dieron marcha atrás con el motín luego de que las autoridades prometieran escuchar cada uno de los pedidos. Con las aguas más calmadas, se juntaron este sábado desde la mañana hasta la tarde y firmaron un acuerdo que "abarca el universo de los alojados en el Servicio Penitenciario Federal y no solo a la cárcel de Devoto". 

Según el convenio al que tuvo acceso Crónica, se propuso conformar inmediatamente un grupo de trabajo interdisciplinario para revisar el estado de los trámites administrativos y judiciales vinculados de: la población de riesgo, personas en témino de libertad condicional y asistida, aquellos que tenían salidas otorgadas, aquellos con condenas no superiores a 3 años, aquellos con prisión preventiva cuyo cumpliento exceda los 2 años, mujeres con menores y embarazadas, extranjeros con trámite de expulsión y personas que fueron condenadas bajo el régimen penal de menores.

Además, se prometió evaluar el pedido de comutación de penas y la adopción de medidas excepcionales a los fines de descomprimir la situación de hacinamiento de la población carcelaria. Finalmente, se comprometieron a vigilar el cumplimiento de las condiciones de vida de los alojados en los establecimientos y se acordó fortalecer las medidas sanitarias y de higiene de toda la población. 

Al respecto, los internos manifestaron que mantendrán prudencia y esperarán lo mejor. Sin embargo, expresaron que aún no están conformes y que esperan ver los resultados. "Las condiciones de detención son pésimas y ahora el conflicto se incrementó debido a la pandemia. Por el momento, todo sigue igual: humedad por toos lados, aguas residuales, caños rotos, falta de agua, imposibilidad de lograr una correcta higiene personal", aseguraron los reclusos.

Agregaron: "Pese a que se registraron casos de coronavirus en este mismo establecimiento, no entregaron ni lavandina. No podemos ni lavarnos las manos porque no hay agua. Tampoco hay barbijos ni atención médica. Es como si nada pasara, nadie se ocupa". 

Por el momento, esperan que las autoridades cumplan con lo acordado y comiencen a realizar los trámites acordados  a partir del próximo lunes. Agregaron que el próximo encuentro será el 30 de abril.

El acuerdo firmado con los representantes del penal