Una pareja de policías porteños que estaba separada discutió adentro de un auto en la localidad bonaerense de Villa Madero y ambos terminaron muertos, cada uno con un balazo en la cabeza, y la principal hipótesis es que el hombre asesinó a su ex mujer y luego se suicidó, informaron fuentes judiciales y policiales.

Las víctimas fueron identificadas como el oficial Luis Mario Carballo (38), quien era numerario del Departamento Seguridad en Espectáculos Deportivos de la Policía de la Ciudad, y la oficial primero Jésica Gabriela Emiliana Frizzio (29), de la División Operaciones de la Comisaría Vecinal 9A.


Los voceros explicaron que ambos habían sido pareja, en la actualidad estaban separados y tenían una hija de siete meses en común.

Según lo que pudieron reconstruir los investigadores, Carballo y Frizzio estaban discutiendo adentro del auto del policía, un Volkswagen Gol Trend, en la puerta de la casa del efectivo, sobre la calle Junín 80, de Villa Madero, cuando se escucharon al menos dos disparos.
Vecinos y familiares de Carballo encontraron a ambos policías dentro del auto cada uno con un balazo en la cabeza. Uno de los familiares del policía se subió al auto y trasladó a las víctimas al Hospital Santojanni, del barrio porteño de Liniers.

En el camino, sobre avenida Crovara y Paso de Villa Madero, el pariente que conducía se cruzó con un móvil de la policía bonaerense, que le fue abriendo paso y lo acompañó hasta el hospital porteño. Al llegar a la guardia del hospital, los médicos constataron que Frizzio ya estaba fallecida con un balazo en el cráneo, mientras que Carballo, aún con vida y con la misma herida, fue intervenido quirúrgicamente, pero murió a las 3 de la madrugada de hoy.


 

El caso es investigado por el fiscal Claudio Fornaro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios del Departamento Judicial la Matanza, quien al tratarse de una pareja de policías, dispuso que las pericias las realice Gendarmería Nacional.

Dentro del auto, los peritos encontraron la pistola 9 milímetros reglamentaria de Carballo, por lo que la principal hipótesis es que el policía primero mató de un tiro en la cabeza a su ex pareja y luego de disparó a sí mismo.

"Tenemos testigos que escucharon la discusión y los dos disparos. Sabemos que la relación entre ellos no era buena. Todo indica que fue un femicidio seguido de suicidio, pero hay que esperar las autopsias y las pericias para terminar de confirmarlo", dijo una fuente judicial.
El fiscal Fornaro ordenó además un relevamiento de cámaras de la zona donde ocurrió el hecho, y la obtención de testimonios de vecinos de la cuadra.

El agente fiscal solicitó que las autopsias se realicen en la morgue judicial de Lomas de Zamora.

Fuentes de la Policía de la Ciudad indicaron que Carballo ingresó a la Policía Federal en 2004 y fue traspasado en 2016 a la fuerza porteña. En tanto, Frizzio fue cadete y tuvo el alta en 2013 y, además de la hija que tuvo con Carballo, tenía una más grande de 9 años con otra pareja. 

Fuente: Télam