Ariel Genez, de 32 años y apodado “El Largo”, está siendo intensamente buscado por las autoridades policiales ya que está sindicado como el responsable material del asesinato a navajazos, el domingo pasado, en la localidad bonaerense de Quilmes, de Juan Manuel Ledesma, el baterista de la famosa banda de punk rock denominada Superuva.

Los investigadores consideran que el individuo, que no tiene antecedentes delictivos, tendría ayuda para mantenerse escondido. En una de sus publicaciones en la redes sociales, el sospechoso había señalado que no se consideraba “un ciudadano” y que “creía en la venganza”.

Mientras tanto, los pesquisas identificaron a dos mujeres como sospechosas de haber participado de las agresiones frente al local Don Pedro Bar. Genez integra Los Obelos, que es un grupo radicalizado del movimiento punk, cuyos miembros se autoproclaman anarquistas y enemigos de los skinheads.

Versiones aseguran que se hacen llamar de esta manera porque en sus comienzos habitualmente se reunían en las proximidades del Obelisco. El Largo es conocido por protagonizar varias peleas y episodios violentos en diversos recitales.

Manchas de sangre

Trascendió que los servidores públicos incautaron un pantalón ensangrentado, que fue hallado en la casa de la madre del sospechoso, que está situada en el cruce de Ayacucho y Bermejo, en la localidad bonaerense de Bernal, en el sur del conurbano provincial.

Aparentemente el sujeto habría utilizado esta prenda de vestir -de tipo gabardina- en la madrugada del ataque, pero se aguardan los resultados de las pericias para establecer si los restos de tejido hemático pertenecen a la infortunada víctima. En esta vivienda, los policías también secuestraron una navaja del tipo mariposa -como la que testigos describieron que portaba y utilizó el homicida del baterista-, una manopla, una punta y una estrella ninja.