Unos 31 envoltorios con marihuana que estaban camuflados dentro de la masa de pizzetas, fueron descubiertos este jueves cuando estaban a punto de ser ingresados al penal de General Alvear.

Según los pesquisas, todo comenzó cuando un paquete, supuestamente con alimentos, llegó mediante una encomienda a la Unidad 30, y tenía como destinatario, a uno de los presos allí alojados.

Personal penitenciario revisó el paquete y detectó que dentro de cada una de las masas, había una pequeña bolsa blanca que contenían en su interior una sustancia de color verdosa con textura similar a la picadura de marihuana.

Los agentes determinaron finalmente que se trataba de casi 20 gramos de la mencionada droga y que el paquete venía desde la localidad bonaerense de Merlo y pertenecía a un familiar de un preso. 

Intervino en el caso la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nro 22 del Departamento Judicial de Azul y a la Estación de Policía Comunal de General Alvear.

Así intentaba infiltrar la droga dentro de la cárcel de General Alvear.