El tribunal entrerriano que le había otorgado las salidas transitorias al hijo de Miguel Ángel “Mameluco” Villalba detenido por el crimen de un empleado municipal en San Martín informó que éste no regresó al penal porque, según su abogado, en el camino supuestamente había sido secuestrado y luego liberado.

En un comunicado de prensa, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná detalló esta tarde que Iván Gabriel Villalba (26) cumple una pena unificada de ocho años y medio en la Unidad penal 19 de Ezeiza y que hasta hoy gozaba de salidas transitorias de ocho horas quincenales, las cuales fueron posteriormente ampliadas a los domingos en carácter de "egreso sociofamiliar”.

"Hasta el domingo 28 del corriente se venían cumpliendo sin novedad conforme a los informes de las autoridades carcelarias. Sin embargo, el Servicio Penitenciario dio cuenta de que no había regresado a la Unidad luego de transcurrido el tiempo determinado”, señaló el comunicado firmado por el juez de Ejecución de Feria Roberto López Arango.

Y continuó: “Simultáneamente, su abogado defensor se comunicó con personal del Tribunal haciendo saber que había tenido un inconveniente camino a su reintegro a la Unidad Penal, que había sido supuestamente víctima de un secuestro, siendo liberado y que se dirigían junto al informante a la comisaría correspondiente a realizar la denuncia del caso, que cumplido con ese cometido se reintegraría a la Unidad Penal.

De acuerdo al comunicado, el tribunal ya se informó extraoficialmente sobre la aprehensión de este martes de Villalba, “sin perjuicio de lo cual, dando por cierto su no reintegro a la Unidad Penal, se dispuso su rebeldía, captura y paralelamente la revocación de las salidas transitorias de las que venía gozando, además de requerir la información precisa de las autoridades responsables respecto de su situación de detención y lugar de alojamiento”.

Por su parte, el abogado de Villalba, Diego Storto, había dicho el lunes a la prensa que temían “que le haya pasado algo” a su defendido y contó que “la semana pasada habían querido secuestrar a su mujer”.