Un aberrante caso de abuso sexual intrafamiliar conmocionó a la localidad bonaerense de Guernica, en el partido de Presidente Perón. Un hombre de 60 años fue detenido en los últimos días por maniatar y violar en reiteradas oportunidades a sus tres hijas de 12, 10 y 5. Su hijo mayor, de 26, también ultrajó a sus hermanas en complicidad con el padre, pero evitó ser apresado y permanece prófugo.

La denuncia fue radicada a mediados del último mayo. De acuerdo al relato de las víctimas, las violaciones ocurrieron de manera reiterada entre diciembre del año pasado y abril de este año, cuando el ahora detenido, identificado como R.V.M., quedaba al cuidado de las nenas, las amenazaba y abusaba en la vivienda familiar del barrio Las Lomas.

Así pudo establecerse a través de la cámara Gesell en la que declararon las tres víctimas. Además, aseguraron que su hermano mayor, identificado como F.D.M., realizó en reiteradas oportunidades tocamientos inapropiados en zonas genitales.

La nena de 12 contó que su padre también participó en una oportunidad en los abusos que cometía su hermano. Detalló que R.V.M la sujetó de los brazos, le tapó la boca y la mantuvo retenida para que F.D.M la violara.

La vivienda en Guernica, donde padre e hijo cometían los abusos contra las nenas (Google Street View).

En los estudios médicos realizados en el Hospital Grierson detectaron que la víctima contrajo una enfermedad venérea, entre otras lesiones compatibles con una violación.

Especialistas que asistieron a la mayor de las hermanas también comprobaron el daño mental que le causaron los abusos, ya que ella manifestó que había intentado suicidarse

Tras estas pruebas, el padre fue detenido, se negó a declarar y quedó alojando en una celda de la Comisaría 1° de Presidente Perón imputado por abuso gravemente ultrajante agravado, en calidad de partícipe necesario, y como coautor del delito de corrupción de menor agravado por ser las víctimas menores de edad.

Su hijo mayor, por su parte, está prófugo y es buscado por la Policía acusado de abusos sexuales reiterados cuádruplemente agravados: por ser el autor hermano de las victimas; por ser portador de una enfermedad de transmisión sexual; por resultar un grave daño en la salud mental; y por realizarse entre dos personas. Además, como a su padre, está acusado de corrupción de menores agravado respecto de las tres víctimas.

El fiscal que interviene en el caso, Juan Cruz Condomi Alcorta, subrogante de la Unidad Funcional de Instrucción N° 1 de Presidente Perón, ordenó el secuestro y análisis del teléfono celular de R.V.M para analizar llamadas y mensajes de texto y de WhatsApp.