Ambas mujeres, Flavia (29) y Rosalía (34), fueron localizadas durante un allanamiento de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) quilmeña en un inmueble situado en la calle Pavón al 2300, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Fuentes policiales informaron que a partir de los datos surgidos de las escuchas telefónicas, los efectivos se dirigieron hasta ese inmueble en busca del principal acusado del crimen, identificado como Cristian Ariel Genez, alias “Largo” y quien integra “Los Obelos”, un grupo radicalizado del movimiento punk que se autoproclaman anarquistas y enemigos de los skinheads.

Sin embargo, en la casa de la calle Pavón los policías no hallaron a Genez pero sí a Flavia y Rosalía, quienes para los pesquisas tienen características fisonómicas “idénticas” a las obtenidas mediante el material fílmico y fotográfico incorporado a la causa como partícipes del ataque al baterista Juan Manuel Ledesma en momentos en que éste era apuñalado presumiblemente por el ahora prófugo.

Ante esta situación, la fiscal de la causa Karina Gallo, dispuso que se proceda a la correcta identificación de las sospechosas, agregaron los informantes.

De acuerdo a fuentes de la investigación, también se allanó la villa Itatí de la localidad quilmeña de Bernal, la casa de la madre del imputado, ubicada en la esquina de Ayacucho y Bermejo, donde la Policía logró secuestrar varios elementos de interés para la investigación.

Allí incautaron una navaja del tipo mariposa como la que los testigos describieron que portaba y empleó el asesino del baterista pero además otras armas como una manopla, una punta y una estrella ninja. También secuestraron un pantalón camuflado con aparentes manchas que sangre que “Largo” se cambió cuando luego del hecho pasó por lo de su madre a cambiarse de ropa.

Según los otros músicos de la banda Superuva, con 25 años de trayectoria en el ámbito del punk rock local, el crimen ocurrió una vez finalizado un recital del que habían participado también otros grupos musicales.

La agresión se dio una vez que Ledesma y los otros miembros de su grupo se encontraban en la vereda frente al local Don Pedro, un hombre que había estado entre el público comenzó a increpar al cantante, Daniel "Checha" Koscianiweicz. 

Por su parte, el bajista Martín Lalo sostuvo “No fue una pelea, nos vino a agredir, no hubo discusión previa, tenía la intención de matar a Checha. Estuvo en el show y se quedó esperando afuera”.

Ledesma y el guitarrista "Tommy Gun" intervinieron para tratar de calmar la situación pero el agresor extrajo una navaja con la que le dio tres puñaladas a la víctima, quien cayó al piso gravemente herido.

Luego de que el agresor escapó, el baterista fue trasladado de urgencia al Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes, donde murió a los pocos minutos por las lesiones sufridas cerca de una axila y el abdomen.