Una mujer de nombre Patricia Enriqueta sufrió el robo de su auto en pleno centro de la ciudad de La Plata y dentro del vehículo estaban las cenizas de su abuela "Pacha", como así se llamaba, colocadas en una urna. Ahora, la víctima pide colaboración para poder recuperarlas.

La víctima se dirigió el último lunes a la casa de un amigo y dejó el coche estacionado en las calles 9 entre 58 y 59 -frente a la oficina de la Anses-, a las 20. Cuando a las 23.55 se despidió del allegado, notó que autores desconocidos se habían apoderado de su material, sin que nadie los haya visto.

El auto sustraido donde estaban las cenizas de la abuela de la mujer asaltada.

Indignada por el suceso, contó que no le importa tanto el auto en sí (un Renault Twingo), sino los restos de su familiar, que estaban en una caja funeraria. “Me robaron a mi abuela”, se lamentó.

Si bien hasta el momento buscó el rodado por todos lados, hasta el cierre de esta edición no lo había localizado y ahora los agentes de la Fuerza analizan diferentes cámaras de seguridad para saber si en alguna de ellas quedó registrado el atraco, uno más dentro de las calles de una ciudad sitiada por la inseguridad.

El auto que la mujer está buscando tiene patente SEC 915 y es de color verde. “Ni las ruedas se pueden vender, es muy viejito y está todo roto, yo siempre digo que es el auto de los picapiedras porque lo ven y dicen ‘da lástima, pobre’”, se lamentó la dueña del vehículo tras el robo.

Mientras continúa la búsqueda del auto por parte de la policía platense, la joven lo busca por sus propios medios y recorre el barrio para saber si los vecinos tienen novedades. En ese sentido, expresó: “Estuve preguntando por la zona y a muchos les pasó lo mismo. Mientras ampliaba la denuncia vino un chico a decir que le había robado la moto, a pocos metros de donde estaba mi auto”.