El 20 de febrero de 2020 cambió la vida para María Mercedes Subelza, quien permanecía de vacaciones en la ciudad santacruceña de Puerto Deseado junto a su hijo de 4 años, Santino. Ambos disfrutaban del maravilloso estuario frente al mar. 

La mujer oriunda de la provincia de Salta también aprovechaba para visitar a su hijo mayor, David, quien formaba parte del Ejército.

A poco de la llegada de María Mercedes y Santino al sur del país, David llevó a su mamá y a su hermano menor a conocer la costa de Punta Cavendish.

Pocos días después, mientras el joven estaba en una dependencia del Ejército, María Mercedes y Santino volvieron para pasear frente al mar, donde fueron interceptados por dos hombres que querían robarles.

Los acusados fueron identificados como Omar Alvarado, de 34 años, quien se suicidó al mes de estar detenido, y Javier Machado, quien era menor de edad al momento del crimen: tenía 16 años.

La portada de La Opinión Austral, reportando el suicidio de uno de los asesinos de Santino.

Al ver que la mujer no tenía plata ni ningún otro elemento de valor, el hombre de 34 años la amenazó con un cuchillo y la llevó a una cueva, donde abusó sexualmente de ella.

Tras el hecho, la golpeó con una piedra para matarla. Pese a la herida, ella sobrevivió fingiendo que estaba muerta.

En tanto, los dos delincuentes golpearon con ferocidad a Santino y arrojaron el cuerpo del menor por un acantilado para que la marea se lo llevara. El nene murió en el lugar. Su cadáver fue encontrado poco después del hecho.

En 2021 se realizó el primer juicio contra Machado, quien se declaró culpable y, ahora que ya es mayor de edad, se espera que la pena quede firme.

Crónicas Policiales: todas las noticias de hoy

 

Ver comentarios