El padre de Fernando Pastorizzo, el joven asesinado de dos balazos en la localidad entrerriana de Gualeguaychú, agradeció a los vecinos que se encontraban marchando para pedir justicia por su hijo y a su vez atendió a la prensa que estaba allí.

"Estoy destruido. La entereza me la da Fernando. Era un chico excelente, estudioso, deportista y muy amante de Boca. Era feliz y no tenía maldad, era transparente", aseguró dolido  Gustavo Pastorizzo al canal de noticias TN.

El hombre se dirigió a quienes estaban exigiendo justicia por Fernando y manifestó que "hay muchos de otros lugares del mundo que por una cuestión de distancia no pueden venir, pero también mandaron su apoyo".

También, se preguntó: "¿A quien no le duele que ensucien a su hijo? Pero si conocés a tu hijo y sabés quién es, estás tranquilo".

Por último y entre lágrimas, sostuvo que "los días sin Fernando son tristes".