Alejandro Maldonado (42) estuvo con el cádaver de su amigo y rehén José Cáceres (47) al menos siete horas hasta que fue abatido por los grupos tácticos de la Policía bonaerense que ingresaron a su casa, un PH situado en Tres de Febrero al 3900, de Caseros.

Cáceres había ido allí durante la noche anterior con su esposa y su hijo de 23 años para cenar con Maldonado y su mujer. En medio de una discusión familiar, el dueño de la casa intentó ahorcar a su pareja y luego amenazó con prender fuego la vivienda , por lo que las dos mujeres y el joven escaparon , mientras que el otro hombre, víctima del delirio de su amigo, fue retenido.

Durante toda la noche la policía, los grupos especiales y los funcionarios judiciales intentaron dialogar con Maldonado, quien efectuó alrededor de 300 disparos hacia el exterior con una escopeta calibre 12/70 tipo Ithaca y con una pistola calibre 9 milímetros.

Pocos minutos antes de las 9.30, las fuerzas de seguridad irrumpieron la propiedad tras romper una pared y atravesar las llamas de un incendio generado por el propio Maldonado. En esas circunstancias, el agresor fue abatido y el amigo hallado muerto.

El informe preliminar del médico forense determinó que el rehén recibió cerca de las tres de la madrugada un tiro en el abdomen con entrada y salida; y quedó en el lugar durante unas siete horas hasta que lo encontró . Por su parte, el agresor recibe dos tiros en el pecho.

En el lugar registraron que la puerta de entrada había sido bloqueado por el agresor con una especie de un mueble tipo bar.

Durante el operativo también resultaron heridos cuatro policías bonaerenses , dos con herida leves de esquirla, otro en el tórax con una bala que no llegó a ingresar al pulmón y el tercero y más grave, en la arteria femoral.