En medio de la ola de inseguridad que se acrecienta en la ciudad de Rosario ,Santa Fe, una madre e hija que caminaban por las calles Entre Ríos y Benito Juárez fueron abordadas por dos motochorros, pero ellas se defendieron del ataque a las piñas.

El lamentable hecho -que duró unos pocos segundos- quedó registrado en la cámara de seguridad de un comercio cercano, donde se puede obsevar y oír cómo uno de los delincuentes salta del ciclomotor, sorprende a las víctimas de frente y, sin mediar palabra, mete la mano en la ropa de la adolescente para robarle el celular.

Acto seguido tira a la joven al piso y comienza un violento forcejeo con la persona mayor que culmina con el malviviente huyendo de la escena. La riesgosa maniobra, que pudo haberles costado la vida a las mujeres, afortunadamente "salió bien", pero el disgusto quedó. 

Tras el angustiante momento, apareció en escena un auto gris que intentó hacer justicia por mano propia, pero ya era tarde: los motochorros ya habían escapado