Mientras Rúben Mühlberger pasa los días confinado en su casa con prisión preventiva, la fiscal que sigue la investigación en su contra, Valeria Massaglia, confirmó este miércoles en conferencia de prensa que "desde que comenzó la investigación se realizaron 60 medidas" para determinar la culpabilidad del doctor; además, aseguró que un testigo fue amenazado para que dejara de lado su denuncia.

"Tenemos muchas líneas de investigación, porque cada vez se está animando más gente a denunciarlo", declaró la fiscal, que insistió en que "no tengan miedo de acusarlo, porque se los protegerá". Según explicó, este pedido es especialmente a raíz de que "hubo un testigo que trabajó con él hasta el día del allanamiento, el jueves pasado, que fue amenazado para que no revele detalles de cómo se trabajaba dentro del centro de salud de estética".

Por otra parte, desde Brasil, donde reside hace algunos años, habló la ex secretaria "histórica" de Mühlberger. "La última vez que en 2014 Rubén cerró la clínica, yo estaba ahí. Es como que en ambos casos pasó lo mismo", explicó la mujer, que confirmó: "Él es una persona difícil, es muy exigente y yo tengo mi carácter. Pero no creo que fuera maltratador".

"La clínica siempre facturó muy bien -dijo Luna-, Rubén es un tipo que trabaja todo el día, atendía pacientes en Argentina, pero también en otros países. Siempre tuvo muchos pacientes; además, viajaba mucho para traer nuevas técnicas desde Alemania". La mujer aclaró que ella no se ocupaba de la caja dentro de la clínica, porque "cada uno tenía su función".

La investigación contra el doctor de los famosos comenzó hace varias semanas, pero el jueves pasado efectivos de la División Delitos Contra la Salud y personal del Ministerio de Salud realizaron un allanamiento en su clínica, en Arenales al 1300. Varios vecinos del edificio habían notado movimientos y realizaron la denuncia, ya que, al ser un centro de estética, no contaba con autorización para funcionar durante la cuarentena.

A las pocas horas del allanamiento, las acusaciones comenzaron a agravarse y Mühlberger tuvo que prestar declaración indagatoria. Entre otras cosas, se lo acusa, no sólo de violar la cuarentena, sino además por promocionar una supuesta cura para el Covid-19 y por abandono de persona, en razón de la denuncia de una mujer que tuvo a su padre internado en la clínica y a los 15 días murió.

"Me sorprendió su actitud, aún no le hicimos exámenes psiquiátricos ni psicológicos, es un persona muy especial", confirmó este miércoles Massaglia. "Dicen que el té que se servía en la clínica tenía medicación; si yo me guío por mi experiencia, te lo desmiento. En los años que trabajé con Rubén no sólo no vi que se hiciera eso, sino que yo misma me tomaba ese té", dijo Luna en clara defensa del doctor.

Justo cuando ella renunció a su trabajo en la estética ortomolecular, en diciembre, fue cuando ingresó en su puesto Juan Roccabruna, el último recepcionista del doctor, que declaró en diversos medios sobre el posible hecho de que en el lugar se sirviera un té con clonazepam.

Ver más productos

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Para trabajar la mente y la paciencia

Para trabajar la mente y la paciencia

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos