Habían sido liberados el último 16 de marzo. (Archivo)

La Cámara Federal de Casación Penal ordenó este viernes volver a detener a los dueños del grupo Indalo, Cristóbal López y Fabián De Sousa en el marco de la causa en la que se los investiga por no haberle rendido a la AFIP 8 mil millones de pesos recaudados con el impuesto a la transferencia de combustibles.

La decisión fue tomada por mayoría por la sala I del máximo tribunal penal, con los votos de los jueces Gustavo Hornos y Eduardo Riggi, mientras que la camaristas Ana María Figueroa votó en disidencia.

El fallo de Casación revocó la resolución que había dictado la Cámara Federal porteña, que el 16 de marzo pasado dispuso la liberación de los empresarios y el cambio de carátula del expediente por el que habían sido detenidos. 

Los jueces de Casación ordenaron la "inmediata detención" de los empresarios acusados y dispusieron "remitir con carácter urgente las presentes actuaciones al Tribunal a quo para que, por quien corresponda, se haga efectiva".

En un fallo de 148 páginas, los jueces de Casación dispusieron que los empresarios y el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray vuelvan a ser investigados por "defraudación al Estado" y no por "apropiación indebida de recurso", contra lo que había decidido la Cámara Federal. 

La detención de los dueños del Grupo Indalo, que tiene entre sus insignias a la empresa Oil Combustibles y al canal C5N, deberá ser instrumentada por el juez federal Julián Ercolini, quien lleva la causa por el no pago del impuesto a las transferencias de combustible. 

Fuente: Télam