La autopsia a la nena encontrada ahogada en una represa en el paraje Palinguante, a 70 kilómetros al norte de la ciudad de San Luis, confirmó las sospechas de los investigadores.

El informe sobre el cuerpo de Kiara Guadalupe Rojas, de 2 años, reveló que sufrió asfixia por sumersión y no presentaba signos de violencia, indicaron fuentes de la investigación.

Rojas fue hallada por su madre, quien relató al hacer la denuncia que su hija se había apartado de ella cerca del mediodía del miércoles cuando estaba dando de comer a unos patos.

La mujer dijo que fue a buscarla en los alrededores de la vivienda y en el campo, pero la encontró poco después flotando en una de las dos represas que tiene el lugar.

La jefa de la Comisaría 13ª de Palinguante, Verónica Quinteros, confirmó a la prensa local que en la causa interviene el Juzgado Penal 1 y que la madre de la niña aun no pudo declarar debido a sus condiciones emocionales, por lo que esperaban que lo haga la semana próxima.

La tragedia se produjo en Palinguante una localidad ubicada a 12 kilómetros de Los Manantiales, cuando junto a su hija y un pariente, la mujer fue a darle de comer a los patos del dueño del campo que estaba ausente en el lugar en ese momento.

Ver comentarios