Sergio Fluxa tiene 46 años y el lunes por la mañana enfrentó a la muerte cara a cara. La secuencia de terror comenzó cuando su padre estaba sacando el auto del garaje de su casa, en Tolosa, y tres delincuentes armados le cerraron el paso con la intención de robar. Al escuchar los gritos, el hombre salió a la vereda para defenderlo y, sin mediar palabra, uno de los delincuentes le disparó en la cabeza.

Apenas tres días después, la víctima reconoció que sintió el balazo, "pero la adrenalina no me dejó quedarme quieto", por lo que salió corriendo detrás de los malvivientes para recuperar el dinero que le habían sacado a su papá, de 73 años. "Se fueron a contramano y los seguí hasta la esquina", relató Fluxa, que en ese momento comprendió la magnitud de lo que acababa de ocurrir.

Un hilo de sangre comenzó a correr desde su cabeza, y al palparlo, descubrió la herida. Poco después fue trasladado al Hospital San Roque, de Gonnet, donde asistieron al hombre, que nunca perdió el conocimiento. Finalmente, la víctima fue dada de alta, con la bala aún alojada en su cabeza.

Según relató a los medios, "quedó entre el cuero cabelludo y el hueso, pero no hizo fractura". Por eso los médicos no consideraron someterlo a una operación aunque se mantiene el alerta, porque podría suceder que el hombre sufriera alguna "complicación".

Ver más productos

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Ver más productos