CANDIDATA. A Joanna Picetti le pidieron dar un paso al costado por un escándalo familiar.

Joanna Picetti, cercana al ministro del Interior Rogelio Frigerio, fue acusada de corrupción de menores agravada, por su ex marido David Bibulich en una causa en las que están involucrados sus tres hijos.

Ante esta situación el Gobierno Nacional, avalado por Mauricio Macri, presentó dos impugnaciones, una ante la Cámara de Diputados y otra ante la Justicia electoral, para evitar que el tema pueda perjudicarlos en las urnas y sancionarla por "inhabilidad moral".

De esta manera, desde el espacio de Cambiemos presionaron a la funcionaria de 37 años y asesora de la empresa AySA para que de un paso al costado,aunque por el momento no abandona su posición.

Fueron Elisa Carrió y otros compañeros de lista, los que le manifestaron a Picetti para que se retire de la lista, pero la funcionaria no hizo lugar, al tiempo que si se repite el resultado de las PASO obtendría una banca parlamentaria. En tanto, Carrió habría dicho que "alguien con esa acusación no puede presentarse para asumir como diputada".

Cabe aclarar que la Justicia sobreseyó a Picetti y su ex marido objetó esta decisión en una causa que tramitó en el Juzgado de Instrucción Nº 12 de la Capital Federal, que involucra a sus tres hijos.

Al respecto el vicejefe de gobierno Diego Santilli comentó: "Hay que tener prudencia, es un tema personal y judicial que se transformó en político. Hicimos lo que teníamos que hacer".