Dos delincuentes armados y con sus rostros cubiertos con barbijos se robaron dos millones de pesos, diez mil dólares y una camioneta que abandonaron poco después, durante un asalto a un vendedor de vehículos en la puerta de una vivienda de Tres Arroyos.


El hecho ocurrió ayer pasadas las 20.30 cuando los ladrones sorprendieron al comerciante Armando Di Fiori en la puerta de una vivienda ubicada en la calle Pringles al 800.

A punta de pistola los delincuentes obligaron al comerciante a ingresar al domicilio donde se apoderaron de un teléfono celular, dos millones de pesos y diez mil dólares, al parecer producto de una transacción realizada en las últimas horas.

Los ladrones escaparon en una camioneta de la víctima, quien alertó a personal policial, que poco después la halló abandonada en la calle Urquiza al 1.500.

Una de las hipótesis que se analizaban era que los ladrones contaron con información previa y distintos datos sobre los movimientos que había llevado a cabo el comerciante.

El hecho es investigado por el fiscal de Tres Arroyos, Gabriel Lopazzo, en el marco de la causa caratulada como "robo calificado".


Desde el Ministerio Público Fiscal se informó que el fiscal ordenó la recolección de imágenes de cámaras de seguridad en inmediaciones del domicilio, del lugar donde se encontró el vehículo y levantamiento de rastros en el interior del mismo.