Un edificio del barrio de Floresta es el epicentro del miedo de varios vecinos, debido a que un sujeto amenazó con violar y matar a un grupo de vecinas del inmueble. De hecho, las cámaras de seguridad registraron cómo les dejaba mensajes por debajo de la puerta.

Conocido el episodio, la Justicia les dio un botón antipánico, pero a pesar de que los episodios quedaron registrados por las cámaras, el agresor no recibió ninguna sanción y sigue viviendo en el lugar.

Todo empezó hace una semana, cuando el acosador, un hombre de nacionalidad peruana, entró sin forzar la puerta a la casa de las víctimas, que se mudaron recientemente al edificio. Una vez adentro, escribió en unos individuales de mesa que las iba a violar.

En diálogo con un medio, vecinos del edificio que prefirieron no dar su identidad relataron: "Después de ese episodio, las chicas notaron que no faltaba nada en la casa por lo que no fue un robo, sino una intimidación. En los días siguientes empezaron a recibir mensajes por debajo de la puerta en distintas horas del día".

Una de las notas dejadas.

Aterradas por las amenazas, las víctimas instalaron una cámara de seguridad en la entrada de su departamento. "El sábado les dejó un papelito y el domingo se acercó a la puerta a escuchar. Ellas abrieron rápidamente, lo agarraron y lo inmovilizaron", contaron.

"Llegó la policía, estuvo esposado cuatro horas, pero el fiscal lo liberó por falta de pruebas", señalaron.

Otro de los recados.

En este sentido, indicaron que el abogado de las víctimas les explicó que el acosador no recibió ninguna sanción porque no lo sorprendieron en el momento en el que dejaba las amenazas, sino que "solamente estaba escuchando detrás de la puerta".

Después del episodio en el que intervino la policía, el hombre no dejó de amenazar a las vecinas. "Las llamó de nuevo por teléfono con un número privado, les dijo que las iba a violar y las amenazó de muerte. Este miércoles, mandó un mensaje de WhatsApp con palabras irreproducibles", contaron.

El aviso pegado en el vidrio del edificio.

Los vecinos están asustados y enojados ante "la impunidad" con la que actuó el hombre y contaron que durante la semana dejaron carteles en el edificio para difundir el caso, pero alguien los arrancó. Suponen que lo hizo la esposa del acosador o él mismo.

En tanto, el encargado del edificio sostuvo que "esto comenzó hace unos 7 u 8 días con cartas obscenas y luego dicen que hubo amenazas. Sabemos que esta persona, que vive en el segundo piso, estuvo demorada y luego recuperó su libertad. En cuanto a las chicas (viven en el segundo piso), las conozco poco porque vinieron a vivir en marzo. Están con miedo y no quieren salir a comprar a la calle y por eso, vamos a ver que hacemos con el consorcio".

Ahora, un patrullero vigila el edificio de Floresta y los vecinos se organizaron a través de un grupo de WhatsApp para proteger a las víctimas. Mientras tanto, el agresor sigue viviendo en el mismo lugar.

La Fiscalía de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas N°26 se encuentra a cargo del caso. La esposa del imputado se presentó a la comisaría y denunció a los vecinos por lesiones tras el episodio en el que lo capturaron.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos