La “Banda de los Falsos Paramédicos”, un grupo que se dedicaba a robar en diferentes dependencias hospitalarias en la zona norte del Gran Buenos Aires, cayó gracias al trabajo coordinado del personal de Patrulla Municipal y del Centro de Monitoreo Urbano de Vicente López.

Los delincuentes que simulaban trabajar para una empresa de traslado médico, se dedicaban a robar elementos como cardiodesfibriladores, paneles de oxigeno móviles, respiradores, tubos de oxigeno ultraliviano, entre otros, para luego ser vendidos en el mercado negro.

La camioneta con la que se trasladaban era intensamente buscada luego de sustraerle parte del equipamiento a una unidad del SAME local, en Vicente López, por lo que poniendo en conocimiento al sistema de monitoreo municipal e ingresando los datos al sistema inteligente de lectura de patentes (LPR), el personal municipal logró la captura de dos hombres. Tras largas horas de indagatoria, uno de ellos admitió haber cometido los delitos.

Luego, tras un allanamiento realizado en el barrio de  Villa Ballester (partido de San Martín), se logró la recuperació. del material robado.