Un nuevo hecho delictivo podría haber terminado en una tragedia en la localidad de Villa Madero. Un grupo de delincuentes armados intentó asaltar un restorán mientras dos nenes jugaban en la vereda: el dueño del local reaccionó y esto despertó un tiroteo en esa misma cuadra.

El lamentable episodio ocurrió alrededor de las 21 de este domingo, en el local gastronómico "El Huaralino", ubicado en Soldado Juan Rava 1165, entre Caaguazú y Giribone.

En las imágenes que quedaron registradas por una cámara de seguridad, se ve como al menos tres sujetos armados simularon ser clientes e ingresaron para "comprar" al negocio. Segundos antes del asalto, se ve a un nene sentado en el techo de un vehículo junto a su papá y a una nena saltando y jugando en la misma vereda. Mismo, se puede observar que la niña se cruza con los delincuentes.

 

Segundos después del tiroteo en la puerta del negocio de comidas.

 

El dueño, al negarse rotundamente ser victima del asalto, reaccionó e inició una lluvia de balas: en medio, recibió un disparo en su brazo izquierdo. Tras ese primer instante, los delincuentes salen corriendo del lugar mientras que el propietario, lejos de ir a buscar ayuda por su herida, toma lo que parece ser una piedra para arrojársela a los maleantes.

El papá de los dos menores actuó de manera instantánea, tomó a los niños y se escondieron detrás del vehículo para protejerse y no ser víctimas de una bala "perdida". 

Ver comentarios