Por Luis Mendoza
lmendoza@cronica.com.ar

El gobierno nacional proyectó para 2019 un crecimiento de la economía del 2 por ciento, una inflación anual estimada en el 17 por cierto, aumento del consumo privado del 1 por ciento y además ratificó la política de flotación del dólar "con intervenciones ocasionales por parte de la autoridad monetaria, para suavizar cualquier comportamiento disruptivo".

Las autoridades del Ministerio de Hacienda se cuidaron de estimar el precio del dólar para 2019, pero advirtieron sobre posibles intervenciones del Banco Central si se volvieran a producir "turbulencias" en el mercado cambiario, como las ocurridas desde fines de mayo.

En el avance enviado al Congreso del proyecto en elaboración de la Ley de Presupuesto para el año próximo, quedaron expuestas a priori las incidencias en las cuentas públicas del acuerdo por 50.000 millones de dólares firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Para el año 2019 se proyecta un crecimiento del PBI de alrededor de 2 por ciento. Esperamos que la expansión de la economía sea liderada por las exportaciones (10,7 por ciento) -impulsadas en buena medida por la reversión de la sequía- y un mayor crecimiento de los socios comerciales", agregó el documento oficial.

En línea con lo expuesto por el ministro Nicolás Dujovne el martes último ante la Bicameral de Control y Seguimiento de la deuda externa de la Nación, "se estima que en 2018 la economía crecerá alrededor de 1 por ciento, siempre contingente a la evolución de las turbulencias financieras internacionales".

En ese sentido, se mencionó que la sequía de los primeros meses de este año "fue la más intensa en términos de la pérdida de producción", desde 2009.
 

Deuda

Técnicos de los distintos bloques focalizaron la atención en los lineamientos que se están pensando para hacer frente al pago de deuda pública. "En cuanto a los servicios de la deuda en 2019, se estima que cerca del 43 por ciento estarán constituidos por obligaciones con organismos públicos nacionales que, en su gran mayoría, se asume tendrán los recursos necesarios y la autorización correspondiente para refinanciarlos", se esbozó en el reporte del ministerio a cargo de Dujovne.

También se explicó que "exceptuando estas obligaciones, los principales vencimientos están asociados con el pago de las letras de corto plazo, la cancelación del Birad 2019, las obligaciones vinculadas a las operaciones de REPO, el cupón del Bonar 2024 y la cancelación del Bonar 2019, además del pago al Club de París en mayo y los intereses de bonos Bonar, Birad, Bontes y Botapo, entre otros".
 

Pronósticos

En otro pasaje del documento de trabajo se expresó que "los mejores pronósticos para la cosecha de trigo y el rebote de la cosecha de soja, en conjunto con la normalización de los mercados financieros y las mejores condiciones para la inversión, conducirán la recuperación de la actividad para el próximo año".

Finalmente, se puso de relieve que, pese a lo moderado de las proyecciones macroeconómicas para el año que viene, "sería la primera vez desde el período 2003-2008, en que la economía crezca durante al menos tres años consecutivos".