Luego de que se flexibilizaran algunas restricciones cambiarias, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) sorprendió al sector turístico y a la sociedad en general con una limitación a la venta de pasajes en cuotas para viajar al exterior con el objetivo de detener la salida de dólares.

Cabe destacar que la decisión comenzó a regir en las últimas horas y además de los tickets alcanza a otros servicios turísticos contratados con tarjetas de crédito fuera del país, como alojamiento o alquiler de autos.

La entidad que conduce Miguel Ángel Pesce dio a conocer la decisión mediante la comunicación "A" 7407. Según se aclaró, la medida rige para compras realizadas tanto en forma directa con el prestador del servicio o indirecta, a través de agencias de viajes, plataformas web u otros intermediarios.

Los viajeros sí podrán solicitar préstamos personales a los bancos para pagar pasajes o usar el pago mínimo de la tarjeta para financiarse al 43%.

A pesar de la traba, los viajeros sí podrán solicitar préstamos personales a los bancos para pagar pasajes o usar el pago mínimo de la tarjeta para financiarse al 43%. Esto último implica, que, por normativa del Central, las entidades financieras solo podrán cobrar una tasa máxima nominal anual del 43% para el financiamiento de saldos impagos por hasta $200.000, mientras que a partir de esa suma podrán aplicar una tasa diferencial hasta el máximo permitido por la ley de Tarjetas de Crédito, establecido en un 25% más respecto de la tasa que perciben por los créditos personales y similares a los que aplican las tarjetas no bancarias.

Los pasajes con destino al interior del país y los paquetes turísticos, por su parte, mantendrán el beneficio de poder pagarse en cuotas, incluso dentro de programas como el Ahora 12 o el PreViaje que permite recuperar hasta 50% del valor.

No obstante, según indicó la agencia de noticias Télam, fuentes del BCRA indicaron que los bancos o emisores de tarjetas sí podrán financiar en cuotas pero con un interés mínimo: "Las ventas de pasajes al exterior que se compren con tarjetas de crédito deberán pagarse al contado o, si es con cuotas, con una tasa de interés mínima del 43%", aclararon.

Las autoridades argentinas justificaron la medida ya que "mantener un esquema de pago en cuotas fijas en pesos de bienes que se comercializan en dólares significaba un subsidio a las personas que viajan al exterior".

 "Las personas que en este contexto internacional de pandemia viajan por turismo se asume que tienen una capacidad de ahorro o de acceder a líneas de financiamiento", acotaron en la entidad monetaria.