Por Roberto Di Sandro
El Decano | 72 años en la Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

A cuidar la vida

El Presidente lo dijo: “Es un tema que debe tratarse día a día”. Así es y será. Durante una semana todo tipo de comentarios daban como un hecho “una variante en la lucha contra el coronavirus: liberar más sectores comerciales e industriales”.

El trazado hecho por el gobierno y los especialistas adelantaba tal definición. De pronto, el viernes, un impacto producido en el recuento de casos cambió todo el panorama. Los análisis previos fueron sorprendidos porque ese día se incrementaron los casos de contagio en el país: 240, en su gran mayoría en el ejido de la ciudad y la provincia: 240. “Nunca había sucedido hasta ahora”, declaró la especialista Florencia Cahn.

El presidente Alberto Fernández, defensor desde el primer momento de que nadie salga de su casa, recibió el peligroso informe y convocó al comité de emergencia. Aquí vamos a poner un poco de conocimiento de Crónica en lo reservado de las reuniones: los infectólogos dijeron hay que “cambiar ya cualquier pedido de liberar espacios. Al contrario, hay que achicarlos”.

Se anticipaba ya una conferencia de prensa para las once de la mañana, primero; después, para las 17, y finalmente, para después de las 20. ¿Qué había ocurrido? El protocolo debió modificarse y decidir que continuaba el que contenía la tercera fase de la cuarentena. Es decir, mantener la estructura; extenderla 15 días más -hasta el 24 de mayo- y dejar que gobernadores e intendentes de todo el país -excepto provincia de Buenos Aires y Capital Federal- resolvieran por cuenta propia y aprobación del Presidente si abrían caminos para el movimiento de diferentes actividades.

Crónica en otras páginas, con amplitud absoluta, muestra cuáles serán los siguientes pasos. Aquí, en esta columna, reflejamos las intimidades y los entretelones de por qué se mantiene el protocolo, con más visibilidad en los populosos barrios del conurbano bonaerense y del sector capitalino. Lo que sí, remarcamos ciertas apreciaciones en torno a sectores que presionan constantemente para que se termine la cuarentena.

Aluden, ya entrando en la política poco sana, a calificar al gobierno “de tomar decisiones directas sin consultar” con el fin de mantener una gestión ligada “a una tendencia bien populista alejada de cualquier contenido democrático”.

Al referirse a tema, el Presidente declaró que “no me van a doblar el brazo” y remarcó su decisión y la del gobierno: “Vamos a defender la vida ante cualquier otra alternativa”, mencionando la económica. Se advirtió sinceridad en sus palabras y en las de sus dos acompañantes que le ponen el hombro sin importarles lo que digan: Axel Kicillof, gobernador bonaerense y del mismo palo político, y Horacio Rodríguez Larreta, jefe de la Capital y figura saliente de la oposición.

Hay muchas más perlitas para difundir dentro de este difícil momento que vive el país por la pesadilla que se transita en todo el universo, así como otros tópicos que iremos desgranando a medida que completemos este clásico de Crónica de los domingos que tiene un nombre: “Intimidades”.

“Negociar, no entregarse”

Esta frase se escapó de boca de una figura relevante del gobierno hace pocas horas. Se refería a las negociaciones con los bonistas y al Fondo Monetario Internacional ( FMI). No se aflojará en nada “para perjudicar al pueblo”, concibió una vez más esa voz surgida desde el propio corazón del gobierno.

Justamente en la víspera el Presidente se reunió en Olivos -donde pasa su cuarentena- con el ministro de Economía, Martín Guzmán. Allí se tejieron nuevas estructuras de negociación tanto con unos como con otros. Después se llamó a todo el gabinete económico y social. Pero hubo un momento reservado del mandatario en un diálogo muy especial: con la titular del FMI, Kristalina Georgieva.

Con esta dama el trato es casi constante porque parece buscar “acercamientos” y no rechaza tanto las posiciones de la Argentina, que atraviesa difíciles momentos. Lo que se rescata a cada paso es la voluntad de negociar del gobierno, pero con un mandato expreso del pueblo: “No perjudicarlo y al mismo tiempo buscar una quita como corresponde”. Eso es lo que le dice en ese constante contacto que mantiene Fernández con la directora del FMI. A no aflojar.

De todo un poco

El segmento de Breves y Sabrosas incluye todo tipo de noticias. Buenas, regulares y malas. El cóctel contiene trascendidos. Versiones, rumores, críticas y de lo que usted, señor lector, tenga ganas de leer o escuchar. Y de lo que usted quiera creer o asombrarse.

Puede creerlo o no. Vamos al grano: “Desde adentro de la Casa Rosada muchas veces escuchamos -el que escribe tiene más de siete décadas caminando pasillos- versiones que vienen del exterior de todo tipo. Que se pelean entre los ministros; que el Presidente obedece directamente a Cristina; que se discute constantemente... en fin, de lo más variado.

El otro día surgió una figura muy conocida que pidió reserva de su nombre y fue claro y contundente: “Claro que se discute, claro que se tienen diferentes conceptos de los temas, pero en un momento dado se llega a un acuerdo y punto. Lo que pasa es que cuando llegamos a un acuerdo, esto último no se dice. Sólo que discutimos y que vamos a renunciar o no podemos seguir, etcétera”.

Primer punto. Claro. Las versiones y los rumores siguen. No pasa ahora. Pasa siempre. Los hechos son los que definen. “Y es lo que deseamos nosotros”, terminó diciendo. “A vos te banco, a los otros más o menos”. Dicen que la vicepresidenta se expresó así ante Guzmán, a quien lo tiene como preferido. El rumor se concentró en la Rosada.

El Presidente sonrió asombrado. Se comentó al pasar y nadie más tocó el tema. Esta es otra que llegó a oídos del jefe del poder: “ Daniel Arroyo no tiene el mismo respaldo que hace algunos días”, se escuchó en las adyacencias del Ministerio de Desarrollo Social. El otro, que escuchaba, preguntó por qué. Le respondieron: “El que está tomando vuelo es el nuevo integrante del organismo a nivel bonaerense”, hombre muy allegado a Máximo Kirchner.

Su nombre, Andrés “Cuervo” Larroque. El rumor también llegó a la Rosada. Una voz, nueva en los pasillos interiores, asombrado replicó: “Cuántas versiones llegan aquí. Seguramente viven de eso. ¿Por qué no se dedicarán a trabajar por el país?”. Cartas que llegan a esta sección. Una dirigida al Presidente dice: “Señorà ¿por qué el Estado no se hace cargo de los servicios esenciales de los sectores más pobres hasta que consigan trabajo y puedan pagarlos?”. Es la síntesis del escrito. Podrían pensarlo, ¿verdad? Sin duda seguirán llegando rumores, críticas y también elogios a montones a la Casa Rosada.

También seguirán las discusiones de temas relevantes y sobre los cuales hay que buscar consensos. Claro, también la palabra firme de un presidente, si es para defender derechos claros, justos y precisos, tiene un valor trascendente. Telón.

De la primera hora

El Presidente continúa nombrando figuras capacitadas para representar al país. Uno de ellos es Alfredo Atanasof, peronista histórico, con conocimientos profundos de los temas internacionales, pero experto en materia laboral. El flamante diplomático conversó largo tiempo con el jefe de Estado en Olivos y recordaron viejos tiempos en que gobernaba el general Juan Domingo Perón y el trabajo era el elemento fundamental del crecimiento del país. En el 2001 se produjo una verdadera debacle económica y social y Atanasof acompañó a Eduardo Duhalde, que se hizo cargo del gobierno tras la renuncia de Fernando de la Rúa.

Este hombre de bajo perfil, pero conocedor profundo de la situación difícil que atraviesa la Argentina, lleva una misión muy importante a Bélgica, país al que será destinado: acrecentar al máximo el comercio y las relaciones. Además, le llevó un mensaje muy especial al Presidente. Cuando a Atanasof se le pregunta “de cuál Perón es”, contesta: “El de la primera hora y del que se abrazó con Ricardo Balbín”. Vale.

Está en conocimiento

Se pudo saber que el gobierno ya está en conocimiento de un documento difundido por el núcleo de radicales de la Fundación Alem, donde se hacen ciertas críticas y diferentes apreciaciones en torno a la cuarentena que estamos viviendo. Firman el amplio escrito, entre otros, Alfredo Cornejo, Mario Negri y Luis Naidenoff, manifestando sus puntos de vista acerca del propósito de elaborar una hoja “de ruta” para terminar lo más pronto posible con la cuarentena.

Consultadas las autoridades gubernamentales sobre esta reclamación, sólo dijeron que “estamos en conocimiento” y acerca de una respuesta, la réplica fue sólo un silencio. Saludamos a Mario Caiña, hombre de prensa que festeja su onomástico y a quien toda la Sala de Periodistas le envía a la distancia un fuerte abrazo. Hasta dentro de siete días. •

Ver más productos

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

¿Qué hacer el fin de semana largo?

¿Qué hacer el fin de semana largo?

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: la verdadera historia

Evita: la verdadera historia

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos