Por Roberto Di Sandro
El Decano
71 años en Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

Continúan aún los ecos del discurso presidencial. Hizo un solo anuncio: aumentar en 46% la Asignación Universal por Hijo. El resto fue todo relato. Con energía, con ira en sus ojos, con actitud y gestos que dieron la pauta de un hombre decidido a dar batalla en la campaña electoral que él mismo inició desde el Parlamento. En medio de gritos e insultos, la Asamblea Legislativa generó una serie de reacciones, provocadas por el propio mandatario al abrir el período de sesiones. Inauguró de esta manera su cuarto y último (si no es reelegido) período al frente del gobierno. Pareció compenetrarse con una nueva estrategia para convencer a la sociedad de que se está superando la grave crisis socioeconómica que atraviesa el país. Algunos opinadores de larga data en el “metier” político olfatearon una cierta “actuación” del Presidente, incorporando alto tono de voz, golpeando sobre el pupitre, provocando al gobierno anterior y volviendo a repetir que “en estos setenta años el país ha generado lo que hoy ocurre”.

Estos longevos fueron directos al punto: “Macri está generando un discurso polémico que sin duda será analizado durante varios días por todo el mundo y más por los medios”. Y le sumaron un concepto que muchas veces es real y que viene de lejos: “De esta manera trata de desviar la atención pública para que la gente no piense mucho en todos los aumentos que se perciben y los que se vienen encima”. La afirmación dejó pensando a muchos y todos dirigieron sus miradas hacia el ecuatoriano Durán Barba, con quien escribió el mensaje. Pero surgió una voz que destruyó todas las estructuras: “Cuidado, señores La gente ya no come vidrio y no se deja engañar así nomás”. Debía reflejar esto porque lo escuché en una de las esquinas de la Casa Rosada minutos después de terminado el mensaje. Ah.

Una final de este primer bloque, y escribo en primera persona: en mis setenta y un años en la Casa de Gobierno y las recorridas al Congreso para seguir las alternativas de una apertura de sesiones, jamás vi tan vacío el camino y tan desierta la Plaza de los Dos Congresos. Lo cubrían efectivos de la Policía Federal y de Gendarmería en número inusitado, lo que recuerdan aquellos tiempos en que la gente con alguna bandera en mano, algún grito a favor o en contra, seguía el trayecto de cualquier mandatario. Parecía una ciudad sitiada. Sigan leyendo la columna. Hay varios adelantos, perlitas y versiones.

Congelamiento y sanciones

En las últimas horas tiende a confirmarse un pedido generalizado de congelar precios de la canasta familiar y de los servicios. Ha llegado hasta la Casa Rosada un pedido de los gremios para que “por un tiempo prudencial” se frenen los incrementos de la canasta familiar y el alza de los servicios de luz, gas y agua. de la nafta y demás. La confirmación la hizo a Crónica hace pocos días Pablo Micheli, y en la Casa Rosada se pudo saber que en el inicio fuerte del tema paritarias se solicitarán los cálculos que corresponden, superando a la inflación, y la “detención, en el acto, de aumentos descontrolados de los alimentos y de los servicios públicos”. Por otra parte se reclamarán sanciones a las empresas concesionarias para que atiendan a la gente de inmediato, “porque han ganado mucho dinero y no cumplen con la reglamentación pertinente”, dicen en Presidencia. Allí el jefe de Estado ha tenido varios encontronazos con empresarios, que parece no le llevan el apunte. La cuestión está brava, teniendo en cuenta que pueden surgir conflictos y paros muy seguidos.

“Yo me borro”

Breves y Sabrosas cuenta todo. Por supuesto, con el respaldo de la confirmación previa de los temas. La tecnología llegó a la Sala de Periodistas de Gobierno: pusieron un televisor de 40 pulgadas con todos los chiches. Hasta ahora nuestro colega Bernardo Goncalves, experto en la materia, es quien maneja los controles. El obrero que le pidió “por favor, Presidente, hagan algo” ante la grave situación económica recibió a la gente de la Presidencia, que fue hasta su casa. Parece que Dante, así se llama, no solo pidió por él, sino por todos los despedidos, y les dijo a sus visitantes: “El ajuste no lo hagan con nosotros. que solo queremos trabajar en paz”. Tomá. Desde otro ángulo. Lorenzo Pepe. un histórico del peronismo y actual titular del Instituto Juan Perón, habló para recordar el 73 aniversario del primer triunfo del líder para alcanzar la Presidencia, el 24 de febrero de 1946. Un mensaje emotivo lleno de recuerdos y anécdotas y de la sensibilidad de Lorenzo al decir que fue “uno de los más trascendentes presidentes y líderes, no solo de América sino del mundo”, y que les dio a los trabajadores “una dignidad que jamás olvidarán”. Después, el grito de siempre, que alza los corazones peronistas cuando terminan los discursos: “Viva Perón, carajo”. Muy pocos fueron los actos que se llevaron a cabo, porque sin duda hay muchos peronistas “truchos” en los últimos veinte años. Telón.

Y hablando de trabajadores: el Presidente, en su mensaje, se olvidó de que existen. No así un gran dirigente como Ramón Ayala, que en su acto realizado en la sede de la UATRE aludió a que “unidad, lealtad y federalismo son tres pilares para atravesar un año muy difícil”. Este gremio respalda al gobierno en diferentes medidas referidas al campo. Alguna vez hubo un sindicalista que dijo “yo me borro”. Fue en la época de Isabel Perón, próximo a su derrocamiento. El otro día alguien que no es gremialista pero sí poderoso economista y también periodista hizo lo mismo. Su nombre: Dujovne. Iba acudir a la habitual conferencia de prensa en la Rosada, tras la reunión de gabinete, pero, como le iban a preguntar sobre un tema candente -el tarifazo-, se borró. Apareció el canciller y se habló de otra cosa. Algo para recordar y muy sensible: en Balcarce 50 pende una gigantografía de Justina Locane como homenaje a todos los donantes de órganos. La estuvo mirando Mauricio Macri. Final del bloque.

Dos datos impactantes

A pocos días de irse de Buenos Aires, la jefa del FMI, Christine Lagarde, almorzó con el presidente Macri. La acompañó el jefe de la misión en Buenos Aires, Roberto Cardarelli, quien fue directo con Mauricio Macri, a quien le dijo, palabras más palabras menos: “Usted y su gobierno están cumpliendo con el ajuste fiscal”. También se oyó la voz de la dama, que ponderó al actual gobierno, pero añadió algo que marca a fuego cómo el Fondo maneja la economía. Apuntó: “Hay un compromiso para apoyar la reelección de Mauricio Macri. ¿Se acuerdan de Spruille Braden, aquel embajador que caminó junto a la Unión Democrática en 1946 convocando a “todos contra el general Perón” y que luego debió meter violín en bolsa y tomársela porque el líder lo pasó por arriba? Hay palabras o conceptos que se encuentran en la historia.

¿Le tienen confianza o no?

Después del mensaje al Congreso y tras recibir en Olivos al dirigente venezolano que se considera presidente pero no lo es, Macri tuvo dos reuniones. Primero, con Patricia Bullrich, acerca de medidas de seguridad y otros aspectos que tienen que ver con el nuevo Código Penal y, más tarde, con el gabinete económico. Luego, a solas con Dujovne, escuchó un informe secreto y real: la inflación en febrero estará en un cuatro por ciento. Dicen que Macri se agarró la cabeza.

Una cosa más y termino: Durán Barba quiere encuestas todos los días. Las manda a hacer por sector y en todas las actividades. Resulta que alguien, para preservarse en la entrega de fondos, pidió lo mismo para saber si la reelección de Macri corre peligro. Día por medio le mandan una. ¿Quién las pide?: Roberto Cardarelli, de la misión del FMI. Por si acaso, ¿vio?

Si me permiten, quiero tomarme una licencia para expresar todo el amor de siempre a mi esposa, Normita: cumplimos 59 años de casados. Hasta dentro de siete días.

Ver más productos

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos