El ex vicepresidente Amado Boudou tuvo permiso para hablar durante 15 minutos con radio MAK (Mesa de Autoayuda Kirchnerista), en el programa Defendiendo la grieta, que ya lo presentó como columnista fijo de los jueves, siempre que consiga permiso del Servicio Penitenciario.

En su debut, el ex mandatario se definió nuevamente como un “preso político”, llamó a construir una alternativa electoral de cara a 2019 y afirmó que “los problemas empezaron cuando este Gobierno fue a rendirse ante los fondos buitre”.

Además, aseguró que “somos mendigos atrás el FMI y lo único que puede hacer es ir a pedir”.

“Estoy muy preocupado con las cosas que están pasando estos días. No podemos analizar los problemas a mediano y largo plazo en el país porque este Gobierno nos atrae a la coyuntura, a la inmediatez. Y las cuestiones de corto plazo están perdidas, porque el Gobierno no da pie con bola con las cuestione. productivas, no ha podido controlar la inflación y el desempleo. Y si como salida nos mete en un esquema de perdida de soberanía monetaria el problema no va a ser para hoy o mañana sino para largo”, apuntó.

Boudou, insistió en que no sólo “no hay confianza en la Argentina” por parte del mundo sino que “los propios argentinos no tienen confianza” para la inversión: “Nos han sacado de. mundo y están arruinando el presente, pero es mucho más ruinoso hacia adelante”, denunció el ex vicepresidente.

“El auxilio del FMI es un yunque, porque genera tantas restricciones en lo productivo, en materia de empleo y la utilización del presupuesto para una salida de los argentinos. Está pulverizado el mercado interno y el presente es tétrico, pero quieren enmascarar con el sistema financiero los fracaso. de este Gobierno, lo que condiciona el futuro”, insistió.