El ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró el lunes, al ingresar al mediodía al CCK, que, desde el Gobierno nacional, valoran “el paso al costado” dado por la procuradora general de la Nación, Alejandrá Gils Carbó, quien presentó su renuncia a partir del 31 de diciembre.

“Esto habilita para avanzar en la línea de reformas que anunciará el presidente ( Mauricio Macri) y que tienen que ver con coincidencias básicas para tener respuestas de una Justicia ágil e independiente”, sostuvo Garavano.

A partir del 30 de octubre le comenzarán a "dar curso" al trámite de renuncia, que se concretó a través de una carta enviada ese mismo día por la jefa de los fiscales al presidente Mauricio Macri. Garavano sostuvo que el jefe de Estado "seguramente en estos días formalmente aceptará la renuncia" y dijo que Gils Carbó deberá enfrentar "los procesos judiciales (que tiene pendientes) como cualquier ciudadano".