La Rioja es anfitriona de una cumbre regional entre Chile y Argentina para articular la concreción del anhelado Corredor Bi-oceánico que unirá el Norte y centro de ambos países.

Se trata de la XXII Reunión Plenaria del Comité de Integración ATACALAR, una instancia institucional entre gobiernos provinciales de ambos lados de la cordillera, que adquirió en el actual contexto histórico-político una inédita acumulación de voluntades.

Los encuentros del Comité de Integración de ATACALAR se vienen realizando desde hace 22 años, pero nunca como hoy se percibió tan cerca la posibilidad de un avance concreto que cristalice el propósito de su creación; la cual apunta a generar una alternativa regional que permita desandar la pobreza que provocan las políticas centralistas.

Las expectativas en torno a la convocatoria se sostienen en la excepcionalidad del momento histórico de ambos países. Por un lado, es la primera vez, desde que se impulsa la iniciativa de integración, que coinciden dos gobiernos nacionales de carácter popular; el de Gabriel Boric en Chile y el Alberto Fernández en Argentina; y por otro lado, a las posibilidades las determinan el fortalecimiento de las posiciones federales que expresan los gobiernos provinciales argentinos, alejados del puerto de la Ciudad de Buenos Aires.

Hay una Argentina que se extiende más allá del Puerto de la ciudad de Buenos Aires y un Chile que existe más allá de Santiago, dos países profundos que ven el futuro que les fue negado en la regionalización, en este caso con la concreción de un Corredor Bi-oceánico que potenciará el desarrollo productivo allí donde los proyectos centralista signaron la desigualdad, la postergación y la pobreza. Una desigualdad que en el presente afecta la vida de millones de personas a ambos lados de la cordillera.

Este cúmulo de expectativas y significancias expresadas más arriba, tiene sustento en el volumen político de los y las referentes que convocó la realización del XXII Plenario de ATCALAR y en los discursos pronunciados por los mismos mandatarios. Los avances concretos llegarán tras el final del encuentro, cuando se conozcan las síntesis alcanzadas por los equipos técnicos que integran el organismo binacional.

El Comité de Integración de ATACALAR se viene realizando desde hace 22 años.

Por parte de los gobiernos nacionales, la decisión política de avanzar con el corredor fue ratificada por la Embajadora de Chile en Argentina, Bárbara Figueroa, y el Secretario de Relaciones Exteriores, Anselmo Tetamantti. También estuvo presente en la apertura el delegado Presidencial de Atacama, Gerardo Tapia Tapia.

Del lado del Gobierno argentino, el encuentro fue avalado con la presencia del jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, quienes a través de sus discursos dieron cuenta, con sólidos argumentos, de la concentración disfuncional del aparato productivo aglutinado en corredores que desembocan en el puerto.

Por su parte, Manzur y De Pedro expresaron con contundencia la voluntad del Gobierno nacional de avanzar con las obras necesarias para concretar el corredor Bi-oceánico en sus diferentes pasos cordilleranos.

El fundamento general del gobierno de Fernández, es consolidar una nueva plataforma de desarrollo para la Argentina, mediante una infraestructura que asegure a futuro inversiones productivas y posibilidades laborales en la región. A nivel provincial, por el lado de Chile, participó gobernador de ATACAMA, Miguel Vargas Correa, quien hizo un recorrido por la trayectoria de ATACALAR desde su creación, asegurando que llegó la hora histórica concretar el Corredor.

Los gobernadores del Norte Grande argentino o sus representantes estuvieron presentes.

Los gobernadores del Norte Grande argentino o sus representantes estuvieron presentes como principales interesados. Son diez provincias y sería redundar expresar una vez más el compromiso y la voluntad que tiene este bloque de avanzar con el Corredor, un compromiso que incluso nuclea a un par de gobiernos de la opositores.

Una perla de este encuentro y seguramente un poroto más para el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, fue la sorpresiva presencia del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, con quien sostiene un diálogo político continuo desde el comienzo de su gestión. La mirada federal del cordobés no es una novedad, aunque no esté difundida por lo medios hegemónicos. La ocasión sirvió para ratificarla y lo hizo con un lúcido y encendido discurso en el que además no ahorró muestras de cariño para con la provincia y su colega riojano.

El mensaje de Quintela, como anfitrión del encuentro, fue vibrante y muy comentado por los presentes. Como último orador le tocó hacer uso de la palabra cuando ya casi estaba todo dicho, sin embargo sus palabras no redundaron y dejaron tela para cortar, sobre todo para quienes se interesen en las características de los liderazgos federales y populares del presente.

Habló sobre la necesidad de profundizar una ética solidaria entre los gobiernos provinciales, algo que graficó con una anécdota en la destacó la actitud de Schiaretti para con La Rioja, al brindarle una colaboración desinteresada para solucionar la necesidad de agua en la localidad de Milagro, desde la localidad de El Chacho, en el límite con Córdoba.

También propuso considerar a los servicios de internet, agua y energía, como Derechos Humanos, algo que viene asumiendo con fuerte compromiso desde su gestión, pero que intenta instituir a nivel constitucional en la provincia, como una forma de resguardo para los habitantes alejados del centro.

Finalmente, se refirió al federalismo y a su actualización como mito popular: “Ya no con la lanza y el poncho en la montonera, ya no! Ahora, la lucha es con la razonabilidad y el criterio que establece nuestra constitución, el cual lamentablemente nunca se aplicó”, afirmó en referencia a la lucha federal en el presente, asumiendo además la continuidad de un sujeto histórico que toma las banderas de una resistencia heredada de la memoria de hombres y mujeres que las honraron con su sangre.

Ver comentarios