Los seis candidatos presidenciales Mauricio Macri, Alberto Fernández, Roberto Lavagna, Nicolás del Caño, José Luis Espert y José Gómez Centurión participaron del primer debate presidencial que se realizó tras la sanción de la ley que lo convirtió en obligatorio. El mismo se llevó a cabo en la Univesidad Nacional del Litoral, situada en la ciudad de Santa Fe

El debate, el primero obligatorio por ley en la historia de las elecciones argentinas de cara a los comicios nacionales del 27 de octubre, comenzó a las 21 de este domingo y finalizó pocos minutos después de las 23. Se trataron cuatro áreas temáticas: "Relaciones internacionales", "Economía y finanzas", "Derecho, diversidad y género" y "Educación y salud". Los primeros dos temas fueron moderados por los periodistas María Laura Santillán y Rodolfo Barilli y los restantes por la dupla Gisella Vallone y Guillermo Andino.

Al inicio del debate, el presidente Mauricio Macri comenzó con la presentación y manifestó: "Gracias al esfuerzo de los argentinos hemos resuelto problemas que arrastrábamos desde hace décadas. Estoy acá para pedirles que sigamos trabajando juntos". 

Luego, tomó la palabra Alberto Fernández, quien expresó: "Hace cuatro años hubo otro debate en el que alguien mintió mucho. El que mintió fue el presidente y, el que dijo la verdad, hoy está sentado en primera fila(en referencia a Daniel Scioli)".

Continuó Nicolás del Caño, quien destacó: "Nos dejan en una situación terrible. Para el Frente de Izquierda la única salida es que la crisis la paguen los que la generaron".

Por su parte, José Gómez Centurión, dijo: "Creo que en el espíritu patriótico, los valores básicos que tienen que ver con la vida". 

En tanto,  José Luis Espert destacó: "Estaremos para defender las ideas de la libertad y del sentido común". Finalmente,  Roberto Lavagna expresó: "No va a ser fácil pero vamos a salir de la crisis como en el 2001 en la medida que pongamos el hombro y que podamos repartir de manera equitativa los costos de la crisis".


Al terminar las presentaciones, los seis candidatos comenzaron a tratar la primera área temática: "Relaciones internacionales". El primero en tomar la palabra en este caso, fue Alberto Fernández, quien manifestó:  "El Mercosur es un espacio que está abandonado. Tenemos el desafío de volver a potenciarlo. No le tengo miedo a la apertura, pero no voy a permitir que se lleven puesto a las industrias y al trabajo de los argentinos".

Por su parte, Nicolás del Caño expresó:  “Quiero saludar al pueblo hermano de Ecuador que con su levantamiento nos está dando un ejemplo de dignidad y de lucha. Es imposible estar del lado de las grandes mayorías y aplicar las políticas del FMI. Para el Frente de Izquierda, la integración es con los jóvenes que están luchando en todo el mundo".

En tanto, Gómez Centurión dijo: "Decimos que vamos a comerciar con todos los países del mundo sin restricciones ideológicas, excepto esos países que estén financiando terrorismo y narcotráfico. El modelo de Defensa de Argentina está desarticulado por falta de responsabilidad y falta de inversión de años. Vamos a generar un sistema de Defensa acorde".

A su turno, Espert destacó: "Festejamos que el Gobierno de Mauricio Macri nos haya sacado de la cloaca que nos pusieron en relaciones internacionales los que tal vez vuelvan". Agregó: "Las Malvinas son argentinas. Eso es imposible de discutir. Hace más de 180 años el Reino Unido las ha usurpado". Luego, al referirse a la situación de Venezuela, dijo: "Hay una dictadura asesina. Nicolás Maduro debe ser removido de su cargo".

Lavagna, al tomar la palabra, dijo: "Las crisis internas son las que están detrás de una política interior entre la sumisión y la verborragia con el resto del mundo". Al hablar sobre el Mercosur, expresó: "Es un proyecto estratégico. Hay que rescatarlo del proceso de estancamiento del que se encuentra desde hace un par de años".

Al final de la primera temática tratada, expuso Mauricio Macri, quien destacó lo realizado durante su gestión y manifestó: "Cuando llegamos, Argentina era un país aislado del mundo. Abrimos más de 200 mercados. La relación con China ha creado 50 mil puestos de trabajo. En una política exterior exitosa, nuestras exportaciones crecen todos los meses".

Luego, los seis candidatos tuvieron la oportunidad de contestar en 30 segundos lo expuesto anteriormente durante la temática de relaciones internacionales.

Fernández aprovechó sus segundos para atacar a Mauricio Macri y expresó: "Me impresiona cuando el presidente dice lo que dice, no sé si piensa. Venezuela tiene problemas. Pero a diferencia del presidente, quiero que los venezolanos resuelvan el problema. Espero que ningún soldado argentino termine en tierra venezolana".

Por su parte, Macri también se refirió a la situación de Venezuela y aseguró haber denunciado la violación de derechos humanos en el país de Nicolás Maduro. Luego, destacó el trabajo contra el narcotráfico.

En tanto, Espert habló de la deuda con el FMI y manifestó: "Si no queremos pagar la deuda, ganémonos los dólares con el comercio. El comercio debe ser con todo el mundo".

Lavagna también eligió responderle a Macri y negó que las exportaciones estén subiendo. Del Caño también apuntó contra el presidente y lo tildó de "lamebotas". "Se apoya en la economía financiera de Estados Unidos".

Al inicio de la segunda área temática a tratar, "Economía y finanzas", tomó la palabra Nicolás del Caño, quien expresó: "La fuga de capitales es uno de los principales problemas que tiene el país. Proponemos la creación de una banca estatal. Queremos la nacionalización de todos los recursos estratégicos y que sean gestionados por los trabajadores. Nos dejan una deuda impagable e ilegal. La tienen que pagar los ricos, que son los responsables de esta situación".

Gómez Centurión se refirió a los impuestos y dijo: "Con la austeridad fiscal vamos a poder bajar los impuestos. Vamos a sacar definitivamente los Ingresos Brutos. Tres de cada cuatro Pymes toman créditos para pagar gastos corrientes". En tanto, Espert manifestó: "El futuro de la Argentina es libre comercio. Necesitamos costos laborales más reducidos".

Por su lado, Lavagna aprovechó su tiempo para decir que "hay que defender el consumo y el ingreso de los trabajadores. Hay que hacer de la palabra productividad un concepto válido en la economía argentina".

El presidente Mauricio Macri realizó una autocrítica y manifestó: "Pensé que iba a ser más simple ordenar la economía. El fin de mes ha sido agobiante. El esfuerzo no fue en vano. Estamos mejor. En un punto de partida para comenzar a crecer. No existen países exitosos con alta inflación y economías desordenadas".

Por último, Alberto Fernández expresó: "Argentina es un país que consume el 70% de lo que produce. Cuando se afecta al consumo se afecta a la producción. Presidente, cuando se termine su mandato va a dejar en Argentina 5 millones de nuevos pobres. Tenemos que volver a generar consumo para que la economía vuelva a funcionar. El Presidente nos hizo un daño enorme. Vamos a necesitar de todos".



Luego de exponer sus propuestas sobre "Economía y finanzas", los seis candidatos tuvieron otros 30 segundos para ampliar conceptos o generar intercambio de ideas.

El primero en hablar en este caso, fue Macri, quien manifestó: "Quiero que quede claro. Dos de cada tres pesos que tomamos de deuda fue para pagar deuda del Gobierno anterior. Me sorprende que Fernández me diga que yo destruí la economía, cuando hasta hace poco dijo que lo había hecho Cristina Fernández de Kirchner".

En tanto, Fernández expresó: "De los 39 mil millones de dólares que nos dio el fondo, se fugaron 30 mil. Se los fugaron sus amigos, señor Presidente". Añadió: "Nunca van a ver es que haga algo en contra de los que producen y los que trabajan".

Por su parte, Nicolás del Caño agregó: "Macri no hizo este desastre solo. Acá hubo cómplices. Muchos integrantes del Frente de Todos eligieron a los bancos antes que a los jubilados".

Lavagna, a su turno, expresó: "No es más la hora de frases marketineras. Argentina puede crecer 4% por año de manera consecutiva. Eso exige reconocer la importancia del consumo, pero también reconocer la enorme importancia de la inversión de las Pymes".

Goméz Centurión, por su lado, se refirió a la situación de Argentina y aseguró: "Argentina es un infierno fiscal que viene castigando el desarrollo de la inversión. Debe ser más simple". De esta forma, se dio por finalizado el primer bloque del debate, conformado por dos temas.

Al comienzo de la segunda parte del debate, se trató el tema  "Derecho, diversidad y género", ya moderado por la dupla de Gisella Vallone y Guillermo Andino.

Esta vez, comenzó a exponer Gómez Centurión, quien expresó: "Me opongo sistemáticamente a cualquier modelo de aborto. El derecho del niño por nacer tiene rango constitucional y vamos a defenderlo. Un bebé es una persona desde que es un embrión. Nadie puede decidir sobre un bebé. Además, vamos a indemnizar a las víctimas de la subversión. Quiero ser el presidente que defiende a los argentinos más débiles: los ancianos y los niños".

Espert, por su parte, manifestó: "El liberalismo que yo defiendo es la gran generadora de los derechos humanos en la historia. Le pregunto a la izquierda cuáles son los derechos humanos en la Venezuela de Maduro. Estamos de acuerdo con la Educación Sexual Integral en la medida que sea un complemento con la educación recibida en la casa".

En tanto, Lavagna sentenció: "Hay un derecho humano que está siendo violado con una tremenda profundidad: el hambre. Cuesta mucho entender que pase en un país con la gran capacidad de producir alimentos como el nuestro. La triada de la salud, la educación y el trabajo son los tres elementos fundamentales para la lucha contra la pobreza".

El presidente Mauricio Macri dijo: "Me hace feliz ser presidente en un país donde se vive en libertad. Siempre defenderé los derechos de todos. Es inaceptable que en el siglo XXI haya desigualdades entre hombres y mujeres. La violencia de género es un tema que necesita un cambio de mentalidad estructural. Mejoramos el sistema de denuncias porque en el que había ni siquiera atendían el teléfono".

Agregó: "En el Gobierno anterior, las víctimas de delitos no tenían derechos. Nuestra prioridad son los ciudadanos. Estamos contra los delincuentes". Continuó: "Lo más importante a defender es la libertad. Si no hay libertad, hay miedo. Es un valor que no se puede negociar".

Fernández ratificó la propuesta de crear un Ministerio de la Mujer. Igualdad y Diversidad para que "de una vez y para siempre los argentinos entremos al Siglo XXI". Añadió: "Los derechos humanos no puede ser un imperativo moral de la sociedad argentina. El colectivo feminista irrumpió ante nosotros de una forma increíble. No me preocupa tanto el gasto público cuando se trata de ampliar derechos".

A su turno, Nicolás del Caño expresó: "Las mujeres están sometidas a cargar con el trabajo doméstico no remunerado. Ellas son las que más están sufriendo esta crisis. Legisladores de Cambiemos y del Frente de Todos votaron en contra del aborto. No son pro-vida, son antiderechos. Estoy convencido de que las mujeres volverán a salir a las calles y que será ley. En Argentina los abortos ocurren. Hay que tender a la legalización, porque le vamos a dar a las mujeres pobres de que lo hagan en condiciones. La Educación Sexual Integral se tiene que implementar en todas las escuelas del país". Al concluir, aseguró: "Iglesia y Estado tienen que ser asunto separado".



Llegando al final del debate, se trató la última área temática establecida: "Educación y salud". Esta vez, rompió el silencio Espert, quien expresó : "Estamos en problemas con la educación. No puede ser que los chicos que van a las escuelas públicas sepan que van a perder entre 40 y 50 días frutos del paro. La universidad es carísima. Hoy gastamos mucho y mal. Nos parece injusto que un chico pobre esté pagando IVA para financiar los estudios de un chico de clase media que podría pagárselo. Nuestra propuesta es arancelar la universidad pública".

En tanto, Lavagna aseguró que "la educación y la salud son fundamentales si se quiere dar una lucha integral contra la pobreza". Por su lado, Macri destacó las obras realizadas durante su gestión y manifestó: "Le llevamos Internet a 5 millones de alumnos y pusimos robótica y programación desde los 5 años para que puedan acceder a los trabajos del futuro. Cuando llegamos, ninguna escuela tenía Internet en todas las aulas. Hay proyectos impresionantes en Ciencia y Tecnología".

A su turno, Fernández volvió a apuntar contra el Gobierno y dijo: "Si hay dos cosas que no atendió Macri es la salud y la educación. Tiene una gobernadora que piensan que las universidades no tiene sentido porque los pobres no llegan a la universidad. Si vivimos una revolución de la tecnología, ¿Por qué trató tan mal a los científicos del Conicet, señor presidente?".

Nicolás del Caño, apuntó también contra Macri y lo calificó como "un enemigo de la educación pública". Añadió: "O seguimos pagando la fraudulenta deuda externa o garantizamos los salarios de los trabajadores de la educación y la salud".

Finalmente, Gómez Centurión prometió: "Vamos a crear escuelas técnicas y oficios. Necesitamos restaurar una escuela pública que ha sido rehén de las mafias sindicales. Estamos de acuerdo con la educación sexual en el colegio para prevenir el embarazo no deseado y las enfermedades de transmisión sexual".


Al final del debate, los candidatos expresaron sus ideas. El primero en hacerlo fue Roberto Lavagna, quien manifestó: "Tenemos que demostrarle a los argentinos que hay un futuro distinto. Hay que dejar de burlarse de los argentinos y asumir los fracasos. Los fracasos asumidos son los que permiten cambios".

"Lamentablemente vemos que el kirchnerismo no cambió. Tenemos que confiar en nosotros mismos, hoy construimos estructura para el futuro. Mejoramos la educación, estamos dando una batalla dura contra el narcotráfico, nos reinsertamos al mundo. Estoy convencido de que podemos, los espero a todos. Gracias", dijo Macri por su lado.

A su turno, Fernández expresó: "Somos un pueblo maravilloso de gente que enseña y gente que aprende, que trabaja honestamente. Hemos tropezado muchas veces, hemos caído muchas veces, pero ya es hora de que no nos paso más. Nuestro compromiso es darles trabajo, cuento con ustedes".

Del Caño, en tanto, se dirigió a la juventud y dijo: "Todos deben tener un trabajo estable que permita estudiar. Queremos un futuro que merezca ser vivido. Este 27 de octubre, apoyanos con tu voto para que la izquierda sea más fuerte en el país y en el Congreso".

"El primer valor a recuperar es el marco de la vida de un niño por nacer. La clase dirigente debe ser conciente. Si no somos capaces de defender la vida del ser más inocente y precario, dificilmente vamos a poder defender la vida de los demás", expresó Gómez Centurión.

Al concluir, Espert dijo: "Soy un ciudadano común, como vos. Este debate me produce gran emoción. El Gobierno de Cambiemos no pudo evitar que vuelva el kirchnerismo. Estoy seguro que nosotros, sí lo podemos lograr. Gracias".

Habrá otro debate similar el próximo domingo, pero en ese caso se realizará en el salón de actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA). En la eventualidad de que la elección vaya a balotaje o segunda vuelta, previsto para el domingo 17 de noviembre, en ese mismo lugar se llevará a cabo un tercer debate, pero ya sólo entre los dos candidatos que queden en carrera.

Ver más productos

Santa Cecilia, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Cecilia de Roma

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos