Por Roberto Di Sandro
rdisandro@cronica.com.ar
El Decano (71 años en la Casa Rosada)

Regresó de su gira por Asia el presidente Mauricio Macri. Trajo las "alforjas" llenas de propuestas comerciales para el futuro. Ventas de limones, cultivos, diferentes elementos y una alegría verbal bien cautelosa. Mientras tanto, aquí en Buenos Aires, el FMI dio por terminada su misión de una parte de las negociaciones, dejando un concepto que pone los pelos de punta: "La economía argentina pasa por un momento muy grave".

Lo señaló el jefe de la misión, Roberto Cardarelli, aun cuando se alivió un poco el vaticinio con la promesa de que se aprobará la entrega de otros 10.800 millones de dólares que falta incluir en un total de 57 mil millones de la moneda estadounidense. Claro que falta el visto bueno del gobierno de Washington, quien seguro lo dará, pero, según la usina de trascendidos, "será a costa de un nuevo ajuste a la ya debilitada economía de los 44 millones de argentinos". Es muy difícil escribir semanalmente la sección teniendo en cuenta cómo se mezcla todo, pero sin duda la Casa Rosada "capta todo lo de afuera" y de allí que se escuchó una voz bien clarita y contundente: "Los trabajadores no permitirán bajo ningún aspecto que se modifique la ley laboral". Tradujo ese concepto al propio Presidente el ministro de la Producción, Dante Sica, quien hizo esa promesa a diferentes gremios en numerosas entrevistas, tanto reservadas como visibles. Sin hesitar, surgió la pregunta: "¿Habrá que creerle?". Hubo un silencio de radio tremendo. Próximos pasos del gobierno en entrevistas y visitas son los que, por lo menos hasta el momento, registramos en los siguientes bloques.

¿Irá a Lobos?

Reflejamos este propósito presidencial porque esta visita está fijada en su agenda para mañana, lunes. Realizaría una recorrida por diferentes obras que allí se llevan a cabo. Son los pagos donde nació Juan Domingo Perón, que se extiende a Roque Pérez. Casualmente hoy se cumplen 73 años del primer triunfo del máximo líder de los trabajadores argentinos, que les ganó a todos los partidos juntos en aquella famosa agrupación que casi presidió un embajador estadounidense y que se llamó Unión Democrática. Para los memoriosos peronistas, que son muchos, ese diplomático tenía un nombre: Spruille Braden. Ah, un dato más: el Partido Comunista, tan defensor de los trabajadores, integraba ese espacio político contra, precisamente, quien dignificó a los trabajadores. Son cosas de la vida que alguien viviente puede contar. Mañana el presidente de la Nación pisará ese terreno de la provincia de Buenos Aires -esperemos que vaya- y reactivará su campaña electoral para ser reelecto en el próximo período.

El amigo fiel

La resonancia de ciertas desavenencias dentro del cuerpo económico gubernamental a veces llega a los oídos de algunos. El fiel amigo de Macri, Luis Caputo, mantiene su gran lealtad hacia el mandatario y amigo, pero no está de acuerdo con la situación económica que vive el país y con cómo se trata de tapar las serias dificultades que se avecinan. Es por ello que la asidua presencia en Olivos y la Casa Rosada del "querido" visitante hace que pongan en alerta de muchas cosas a quien comanda el país. A esto se suma que la Unión Industrial, que viene masticando rabia por varias cosas que no salen, se reunirá el martes para dar a conocer un "papel" durísimo acerca del panorama existente. Eso lo sabe Macri, y los telefonazos y contactos que se registran desde que llegó hasta ahora han sido constantes. Pero hay novedades. Lean el siguiente segmento.

Miércoles

Precisamente desde Santa Fe, hacia donde viajará el miércoles para inaugurar una planta el mandatario haría anuncios fundamentales acerca de algunas medidas relacionadas con la baja de retenciones. Se trata del sector Renova, que pertenece al grupo Vicentín, cuyo titular acompañó a Macri en este viaje al Asia. También aseguran fuentes autorizadas que se referirá a las pymes y a una acción rápida para superar los graves problemas de estas, que están desapareciendo a pasos agigantados dejando un tendal de despidos. Veremos si de una vez por todas el gobierno aplica algo que beneficie a empresarios medianos y pequeños y, por ende, a los trabajadores.

Si lo dice el FMI...

Las perlitas se mezclan a cada instante y superan todo lo previsto. Breves y Sabrosas las enumera y, mientras lo registramos, el asombro se hace cada vez mayor. Entonces:

1) El Fondo, en su última reunión y antes de irse, dejó clavado en los oídos de aquellos que tienen los radares prendidos lo siguiente: "El FMI está inquieto y le preocupa muchísimo que, en todas las encuestas que le mostraron y que también hicieron, Macri tenga un fuerte rechazo de la ciudadanía, mucho mayor que Cristina Kirchner". Lo dejaron asentado en algún escrito.

2) Cambiemos está buscando coincidencias. La UCR está envalentonada con su triunfo en la interna de La Pampa y ya avanza en otras provincias con un fin absolutamente válido: tener mayores candidatos dentro del oficialismo para las elecciones. Y a la vez apunta: "O nos lanzamos nosotros". Tales circunstancias hacen que el miércoles Marcos Peña y Rogelio Frigerio se reúnan con toda la gente en la Casa Rosada, o quizás en Tucumán.

3) Todo el gobierno mira con mucha sorpresa y, por qué no, también inquietud los movimientos del peronismo en todas sus fases. Pero ahora puso la lupa sobre Roberto Lavagna y alguien que lo puede secundar: Sergio Uñac, gobernador de San Juan. Este va a recibir a don Roberto en su provincia, y con "toda la gala que se merece", señala. En esta sección publicamos una vez esta posibilidad de fórmula: Lavagna-Uñac. Qué tal. La lupa presidencial está clavada allí en estos momentos.

4) Buen gesto: por las dos puertas de la Casa Rosada se han habilitado accesos para imposibilitados: abrieron molinetes especiales.

5) Una vez más el gobierno recibe un golpe, no solo político, sino económico: la Corte Suprema de Justicia falló a favor de San Luis para que la Nación le devuelva lo que le decomisó el gobierno de Cristina. ¿Macri le pedirá a Cristina que devuelva la tarasca? Qué pregunta, ¿no...?

6) ¿Saben lo que circula por ciertos pasillos presidenciales?: Cristian Ritondo puede ser el presidente de la Cámara de Diputados. Lo reemplazaría a Emilio Monzó, que quiere irse. Los memoriosos recordamos cuando Ritondo fue subsecretario del Interior, durante el gobierno de Menem. Che, viejo, usted no se olvida de nada... Vamos al último bloque.

Nada de piratería

Son muchos años de piratería en la Argentina. Lo hicieron los ingleses en otras épocas, cuando ese ilícito era moneda diaria. Después las cosas cambiaron y ahora, en un clima de época distinto, comienzan negociaciones fuera de todo tipo político que tenga algo que ver con las Malvinas. Este concepto se relaciona con la llegada a Buenos Aires de un enviado especial de Gran Bretaña: Mark Menzies. Ya se entrevistó con parte del gabinete, pero el hombre quiere hablar con el número uno. Macri ya dijo que sí, y esta semana será el encuentro. El enviado de Teresa May busca la forma de encauzar tratados comerciales, pero también está dentro de cierta participación en el operativo de los subterráneos. Hizo algunas visitas y le mostraron la tarjeta SUBE. Los que estuvieron allí dicen que la cargó y pagó. En la Argentina se acabó la piratería a que nos tenían acostumbrados en otras épocas.

Un recuerdo en el cierre: a Tito Hurovich, un hombre del espectáculo, gran amigo de Crónica, que nos dejó, pero que siempre estará entre nosotros en esa gira por las estrellas. Hasta el domingo.