Detenido en Ezeiza desde 2017, el ex contador del matrimonio Kirchner, Víctor Manzanares, llegó recientemente a un acuerdo con el fiscal Carlos Stornelli para ser tomado como arrepentido en la causa de los cuadernos por el supuesto pago de sobornos a funcionarios durante el kirchnerismo.

A su vez, sus abogados transmitieron al fiscal que investiga la firma Hotesur S.A., Gerardo Pollicita, la intención de adoptar la misma figura legal en la causa que pronto irá a juicio oral. Manzanares está detenido en la causa Los Sauces, que ya fue elevada a juicio, y el último viernes fue procesado con prisión preventiva en la Causa de los Cuadernos por el juez Claudio Bonadio.

En este último caso ya acordó ser arrepentido, pero el magistrado debe homologar. Este kybes trascendió en tribunales que Manzanares quiere declarar también como imputado colaborador en la causa en la que se investigan maniobras de lavado con la firma hotelera de los Kirchner, en el caso conocido como Hotesur.

El contador podría conseguir así un alivio en el juicio que realizará (en breve) un tribunal oral en la causa Los Sauces en la que se investigaron las maniobras de lavado en negocios inmobiliarios. Por ese caso, el contador está detenido desde 2017 acusado de obstruir el accionar de la justicia tras el desvio de dinero de alquileres que debían ir a una cuenta judicial.

En tanto, el último viernes el juez Bonadio lo procesó por el caso de los cuadernos y su vinculación con maniobras de lavado de más de 70 millones de dólares del entorno del ex fallecido secretario presidencial Daniel Muñoz. Su declaración en el caso cuadernos aún es reservada porque su situación de arrepentido aún no fue homologada por el juez, aunque trascendió que dio detalles de las transacciones que se hicieron para lavar montos millonarios.

Su declaración en el caso  aún es reservada porque su situación de arrepentido aún no fue aprobada por el juez

De sellarse el acuerdo en el caso Hotesur, sería el primer imputado colaborador que se logra en la causa donde Manzanares también está implicado junto a la ex presidenta y sus hijos, Máximo y Florencia. Según las fuentes, el acuerdo sería posible si Manzanares aporta o profundiza información que hasta el momento se desconoce sobre algunas sociedades en la trama de lavado de dinero y el destino que se le dieron a los fondos.