Javier Milei, diputado nacional por La Libertad Avanza, quedó en el centro de la polémica, luego de deslizar que cerraría el Ministerio de Educación de tener la oportunidad y realizaría una "reforma" sobre la función que cumple esta cartera.

"¿Tendrías un ministerio que no tiene escuelas?"preguntó Milei, al ser consultado sobre si tomaría la drástica decisión de cerrar ese ministerio, en una entrevista con La Nación +.

Al respecto, el economista liberal resaltó que le "daría otro formato" al ministerio y justificó su posición en que, para su visión, la cartera educativa "no tiene escuelas (a cargo) y la educación está en manos de las provincias".

 

 

 

A su vez, Milei cargó también contra las universidades públicas, a las que calificó como "centros de adoctrinamiento".

En relación a estos temas, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, decidió recoger el guante y apuntó a través de su cuenta Twitter contra Milei por sus declaraciones, tema por el cual pidió tener "cuidado con dejarse llevar por opiniones livianas".

"Estoy en desacuerdo con este planteo que renuncia a obligaciones mínimas e indelegables del Estado. Podemos coincidir en la necesidad de reformar el Ministerio y hacerlo mas eficiente, pero nunca en desmantelarlo o renunciar a la educación como motor de desarrollo de un país", destacó Acuña.

En torno al tema, la funcionaria utilizó la cita sobre Milei para volver a apuntar sobre las gestiones en algunas provincias del interior del país gobernadas por el oficialismo del Frente de Todos.

 

 

"Las pruebas de qué sucedería sin ministerio de Educación, o con un ministerio débil, están a la vista: en Chubut, las clases atraviesan un conflicto que lleva cinco años. En Santa Cruz y en Chaco, la situación se vuelve insostenible", sostuvo Acuña.

Sobre esta línea, la ministra de Educación porteña agregó que "un país necesita lineamientos estratégicos para sus políticas educativas y la coordinación permanente entre provincias para garantizar pisos mínimos de calidad".

"Por eso, mucho cuidado con dejarse llevar por opiniones livianas, hechas desde la comodidad de la falta de responsabilidades concretas. Un país que que no mira estratégicamente a la educación como herramienta de progreso no tiene destino", concluyó la funcionaria porteña.

 

Ver comentarios