En el marco del XXIII Encuentro Anual de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), el titular de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lugones, abogó por promover "una cultura del diálogo y el encuentro”, en tanto que el presidente Alberto Fernández sostuvo que, tras la pandemia de coronavirus, habrá que "analizar nuevamente el capitalismo"

El encuentro recibió además la bendición del Papa Francisco, quien emitió un mensaje en el que les pidió a los dirigentes que "la actividad empresarial sea, más que nunca, un ejercicio de misericordia".

La reunión se desarrolló de manera virtual y bajo la consigna “Emprender: co-crear para reconstruir”. Allí, Lugones, que también es el obispo de Lomas de Zamora y fue el encargado de abrir las intervenciones, planteó que si bien se trata de "un momento coyuntural difícil", también constituye "una gran oportunidad para reconocernos como corresponsables”.

“Tenemos que responder a este desafío de construir una Argentina equitativa y fraterna”, aseguró el prelado, quien, al bendecir a los participantes de la reunión, pidió “caminar nuevamente el sendero del diálogo hablando a tiempo” y llamó a “recorrer la costosa ruta del encuentro, saliendo de nosotros mismos”.

“Contamos con un buen número de empresarios comprometidos con el prójimo, que son conscientes de la importancia de cuidar todos los recursos a su alcance, fundamentalmente a las personas”, destacó Lugones. 

Durante su oración a la Virgen María, el religioso aludió a los “rostros tallados por la injusticia” y se refirió a la “inequidad de la justicia exprés”. También mencionó a “la fragilidad maltratada por la droga y la dolorosa situación de esta pandemia” y, en otro tramo de su oración, se refirió a los “desvalidos, los descartados y desanimados de las periferias existenciales, que el sistema condenó a ser intangibles”.

Entre los expositores del encuentro se contaron el empresario y ex embajador argentino ante Estados Unidos, Fernando Oris de Roa, y el economista Luis Secco.

En tanto, Alberto Fernández se encargó del cierre de la actividad, y sostuvo que, a partir de la pandemia de Covid-19 "hay como una revisión en todo el mundo sobre el encierro de las economías, como una vuelta atrás del libre comercio que la globalización proponía" .

"Es un dilema que tenemos y no tenemos certezas", agregó, no obstante lo cual postuló la necesidad de "potenciar la producción argentina y favorecer la industria, así como el desarrollo tecnológico del campo, donde somos líderes en el mundo". Asimismo, el jefe de Estado concluyó que "no hay una opción al capitalismo", pero consideró que este sistema "se degradó y llegó la hora de ponerlo en su verdadera dimensión" tras la pandemia.

Ver comentarios