Eugenio Zaffaroni cuestionó los pedidos de los diferentes funcionarios y dirigentes oficialistas para que de un paso al costado como magistrado de la CIDH.

"¿Porque critico al Gobierno tengo que renunciar? ¿Qué es esto? ¿Venezuela? ¿Cuál sería el crimen?" dijo el ex juez de la Corte Suprema, quien añadió que "Es insólito que el oficialismo intente destituirme en la Corte. Quieren matar al mensajero".

En ese sentido, ratificó sus dichos y explicó la idea que intenta transmitir: "Cuando digo que se vayan lo antes posible (haciendo referencia a Mauricio Macri), hablo de procesos constitucionales. Si llegan al 2019 es mucho mejor, ya que se irían como resultado de una elección"

Zaffaroni aclaró enérgicamente que "No se va a producir ningún golpe de Estado. No hay ninguna fuerza política que pueda desestabilizar al gobierno"; mientras que el ministro de Justicia, Germán Garavano, había considerado sus palabras "tenían una finalidad política partidaria", ante lo cual le había pedido que "deje su cargo" en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.