Por Luis Mendoza
lmendoza@cronica.com.ar

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, volvió este jueves al Congreso y amplió información sobre la existencia de una red paraestatal de espionaje, que investiga en una causa que involucra a Marcelo D’Alessio y al fiscal Carlos Stornelli, entre otros imputados.

Lo hizo durante una reunión reservada de la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia que, con asistencia perfecta de sus 14 integrantes (7 de Cambiemos, 4 de Argentina Federal y 3 del Frente para la Victoria-PJ), escuchó el informe del magistrado.

Se adelantó que la bicameral, presidida por el senador Juan Carlos Marino (UCR-Cambiemos), citará para la semana próxima o la primera de abril, a la cúpula de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que encabezan Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, para formularle preguntas a partir del informe del juez.

"Aportó elementos"

Al término del encuentro, Marino definió el plenario como "una muy buena reunión" y explicó que "el juez vino a aportar elementos que nosotros no teníamos, elementos que lógicamente están dentro del marco del secreto, dentro del marco de la confidencialidad. Lógicamente vino a plantear que hay una organización paraestatal que está actuando en este tipo de episodios".

Sobre la citación a los jefes de la AFI, dijo que se concretará la semana que viene o la otra, para que tengan la posibilidad de contar su versión sobre la investigación en marcha. "Se va a hablar de todos los temas que tengamos que hablar con él", respondió ante la consulta sobre el tenor de esa reunión. Por su parte, el diputado kirchnerista Leopoldo Moreau, vicepresidente de la bicameral, señaló que Ramos Padilla agregó elementos a los expuestos la semana pasada en la Cámara Baja, dado que la de esta jornada era una reunión reservada.

"Tenía limitaciones que en esta comisión no ha tenido; agregó elementos de juicio que son los que nosotros tenemos vedados" de comunicar públicamente, indicó.

En tanto, el jefe del bloque se senadores del FpV-PJ, Marcelo Fuentes, diferenció la actitud de los tres poderes del Estado ante la denuncia de Ramos Padilla.

"El Congreso, que tiene atribuciones de contralor, invitó por unanimidad a la comisión al magistrado y el magistrado vino; a la Corte Suprema de Justicia, que encabeza el Poder Judicial, el magistrado le pidió la asistencia material para llevar adelante la investigación, y se la dio", manifestó.

Sobre el Poder Ejecutivo, señaló que el presidente Mauricio Macri "apenas se enteró de la investigación, pidió la destitución del magistrado", enfatizó.

Piden sanciones

El bloque de diputados nacionales del FpV-PJ formalizó el pedido para que excluya del cuerpo a las legisladoras Elisa Carrió y Paula Oliveto, de la Coalición Cívica-Cambiemos, "por inhabilidad moral sobreviniente en el ejercicio de sus funciones”, por la presunta vinculación con la organización paraestatal de espionaje. El pedido se fundamentó en las pruebas recabadas por el el juez Ramos Padilla en la instrucción de la causa “D’Alessio, Marcelo Sebastián s/ asociación ilícita y otro".