Sorpresa e indignación generaron esta mañana en el seno del Gobierno nacional la aparición en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense de afiches en los que se acusa a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, de "asesina" y de haber elegido negociar las vacunas Sputnik con el presidente ruso, Vladimir Putin, "en lugar de salvar vidas" durante la pandemia de coronavirus.

Al tomarse conocimiento de los citados afiches, el presidente Alberto Fernández repudió ese uso de la imagen de la vicepresidenta en una campaña de difamación en la vía pública y lo atribuyó a "esfuerzos por dividir" al Frente de Todos (FdT), por lo que aseguró que prácticas de ese tipo "sólo lo comprometen más con la unidad" de la coalición de Gobierno.

En paralelo, la Casa Rosada también informó que el jefe de Estado dio las instrucciones correspondientes para que se encuentre a los responsables de la elaboración y difusión de esos carteles.

 


"Muchos se empeñan en dividirnos y recurren a las mayores bajezas. Lamento el daño que causan a personas de bien. Sepan que viéndolos actuar, solo me comprometen más con la unidad del FdT", expresó Fernández desde su cuenta de Twitter.

En el mismo sentido se había expresado minutos antes la portavoz oficial, Gabriela Cerruti, quien por la misma red social afirmó que tanto el Presidente como el Gobierno "repudian terminantemente la utilización de una imagen de la vicepresidenta en carteles de vía pública con insultos y acusaciones".

Cerruti añadió que el Presidente "instruyó que se investigue inmediatamente para encontrar a los autores".

 

 

 

Este episodio se da en medio de un proceso de recomposición de la relación interna en el seno de la coalición gobernante, luego de que los sectores afines a la vicepresidenta marcaran sus fuertes diferencias con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con algunos lineamientos de gestión que llevan adelante funcionarios más cercanos al riñón político de Fernández.

Es por eso que fuentes allegadas al jefe de Estado creen que esta pegatina de afiches se trata de “una burda operación para generar ruido interno”.

Cómo se viralizaron los afiches

 

De acuerdo a lo que pudo reconstruirse, la primera reproducción en redes sociales de esto fue una foto viralizada por un usuario de Twitter identificado como Gualter @brezhneviano que este lunes temprano publicó un mensaje señalando que "hay una contabilidad creativa donde la compra de la Sputnik mató gente".

El mensaje fue acompañado por una foto con la imagen de la Vicepresidenta en blanco y negro, riéndose, y la leyenda: "Culpable 35.000 muertes" y otros textos aledaños editados en la misma foto diciendo: "elegiste negocios con Putin", "en lugar de salvar vidas" y abajo en letra mayúscula la leyenda: "ASESINA".

El posteo del mismo usuario redirige a un código QR y a un link de una supuesta página web "https://cristinauta.org/" que sin embargo apenas llevaba a un sitio de venta de hostings.

Ver comentarios